Al son del cordobés, Trouville logró abrir un partido complicadísimo ante Urunday para poner la serie 2-1 y quedar a un pasito de la Final.

Nada más ni nada menos que ochenta y tres días después de que Trouville igualara la semi ante el estudioso, volvían a medirse estos dos equipos para disputar el crucial tercer punto de esta serie al mejor de cinco juegos que decidirá uno de los finalistas de esta interminable Liga Uruguaya.

 El Rojo no sintió la inactividad y arrancó derechito de la mano de Federico Soto, con un interesante acierto en el tiro exterior, ante un estudioso que no encontraba gol por ningún lado y se quedó clavado en 5 puntos durante gran parte del cuarto, que ya lo tenía atrás por diez; aunque con un buen ingreso del pibe Corbisiero, los del Prado empezaron a fluir mejor y encontrar algún ataque rápido para cerrar el primer chico atrás sólo 17-14, que no era para nada un mal negocio tras un arranque muy malo.

La tendencia continuó en el amanecer del segundo y los de Da Prá siguieron disimulando las ventajas de integración en base a buena defensa, mientras en ataque la figura de Facundo Medina empezó a agrandarse y agarrar el partido para sí, dándole la ventaja a su equipo mientras los de Fernández estaban cada vez más nublados; el empuje de Tintorelli hizo reaccionar a Trouville que logró empatar el juego en 40 tras veinte minutos de básquet.

Mariani se encendió para el complemento y fue el motor del Rojo que volvió a pasar al frente mientras el partido se hacía muy protestado con faltas técnicas para todos lados (una de ellas derivando en la expulsión de Medina que ya tenía una antideportiva). Esa baja fue un golpe demasiado duro para la Verde que definitivamente perdió el humor y para colmo de males veía como el aro no paraba de agrandarse para Mariani que fue el gran culpable de que los de Fernández se fueran del tercer cuarto arriba por 69-55.

El equipo de Da Prá muy disminuido en su integración siguió luchando con Corbin Jackson como estandarte y volvió a ponerse a nueve cuando minutos antes el juego parecía liquidado, pero nuevamente el cordobés Mariani apareció en el momento justo para devolverle a su equipo la tranquilidad necesaria para cerrar el partido. Increíblemente con el partido definido, se dio un nefasto espectáculo con intercambios de insultos que terminaron con una expulsión por bando, minutos antes de que el cotejo se cerrara por 88-74.

 

EL GRITO

¡Cállense de una vez!


Tras la descalificación de Medina, luego de la lluvia de protestas de los suyos, el odontólogo se cansó de las protestas e intentó hacer reaccionar a los suyos para que se concentraran en el juego. Viendo el final no sólo no funcionó con sus jugadores sino que tampoco le hicieron caso dentro de su cuerpo técnico…

UNO x UNO

TROUVILLE

Marotta (4): Noche apagada del base. Mariani (9): El destacado. Soto (5): Tuvo un arranque excelente y luego se quedó. Mainoldi (4): Errando mucho y marcando poco. Tintorelli (5): Tuvo sus problemas con Jackson, pero rindió. Mayora (8): Importantísimo para subirle el ritmo a la ofensiva. López (7): Trajo los goles que su equipo necesitaba. Iglesias (6): Se ganó sus minutos atrás. Pomoli (5): Recambio utilitario. Massa (4): No estuvo claro y tuvo pocas oportunidades. Fernández (6): Encontró en el banco soluciones y dejó sentados a los que no rendían.

URUNDAY UNIVERSITARIO

 

Morena (4): No repitió su buena defensa. Medina (7): Era la razón por la que su equipo se mantenía en juego, y quedó de manifiesto al salir. Más allá de la decisión arbitral y considerando su importancia, se regaló. Álvarez (5): Mejor en defensa que adelante. Delgado (6): Se la bancó bien. Jackson (6): Se impuso, más aún tras la salida de Medina. Suárez (5): Buena defensa, metiendo hasta el final. Corbisiero (7): Gran partido del botija, no le tembló el pulso. Rauch (4): Ni siquiera logra destacarse con una integración diezmada. Miller (4): Pocos minutos. Da Prá (6): Intentó todo lo que pudo, y logró mantener a su equipo en juego hasta que las bajas ya fueron demasiadas.

VAR

Julio Dutra, Gastón Rodríguez y Washington Chamorro (4): Tras un muy buen primer tiempo, se vinieron en picada en el tercer cuarto.

_______________________

LO DESTACADO

En el tercer cuarto Trouville ganó el partido, y fue en gran medida gracias al descomunal aporte de Federico Mariani. El cordobés Mariani estuvo más picante que el mismísimo potro Rodrigo y terminó con 29 puntos (6/9 en triples), una lástima que haya terminado expulsado, pero no quita que haya sido el mejor de la noche por escándalo.

EL TAPABOCAS

Cuando entró el pibe Corbisiero, el momento de Urunday y las diferencias de plantel parecían que nos iban a dar un partido sin emociones. Lejos de eso, Giovanni cambió el partido y fue el revulsivo para traerlo, más allá de que luego se terminaría definiendo para el Rojo. Promediaba 5 minutos por juego y jugó 21 de calidad, aportando once puntos (tres triples) y cinco rebotes.

Galería de Fotos