Ayer por la tarde en el programa: “Basquetbol de Primera”, Alberto Sonsol y su equipo dialogaron con Esteban Batista. El jugador se refirió a la situación vivida en Biguá, de la selección y hasta de su retiro.

Esteban comenzó definiendo lo sucedido en la institución de Villa Biarritz: “Estoy tranquilo disfrutando de estas fechas, pensando en lo que se viene y disfrutando de la familia que es lo más importante. Lo que pasó en Biguá lo defino como una situación insólita y absurda. Si realmente hubiese pasado algo o hubiera algún motivo para tal medida uno no tendría problema en dar un paso al costado y arreglarlo de común acuerdo, pero cuando no pasó nada quedaás descolocado”.

El jugador afirmó que no pasó nada y su sorpresa por la desvinculación de Biguá: “Pasar no pasó nada, por todas las medidas sanitarias entrenábamos en el parque dentro de lo que se podía hacer, tratando de no perder en lo físico. Biguá tiene una logística que muchos equipos no tienen y eso nos facilitaba dentro de las limitaciones que había a seguir haciendo cosas. Yo hacía lo que me decían, estaba tratando de ponerme bien físicamente que era mi preocupación y mi objetivo. Entrenando al aire libre yo me hice una distensión en el posterior, algo que fue constatado por los médicos de Biguá luego de hacerme una ecografía y estaba haciendo la recuperación. Estaba recuperándome bien. Fue algo totalmente inesperado para mí. Obviamente que no me gustó y nunca en mi carrera me tocó vivir una situación tan insólita y absurda como esta. Los motivos no los entiendo ni están claros porque nadie dijo nada”.

Sobre las explicaciones que le dieron expresó: “Hasta donde yo tengo entendido todos estábamos en la misma línea y sintonía de que no había pasado nada puntual ni falta grave, ni siquiera un intercambio de opiniones. El cuerpo técnico sacó sus conjeturas de que no iba a poder asimilar el grado de compromiso que ellos querían exponer. No entiendo cual es el grado de compromiso cuando estábamos haciendo algo alternativo a lo que realmente se hace. Cuando me lesioné, me lesioné entrenando fuerte, si no, no me hubiera lesionado”.

En lo último referido a Biguá, dejó en claro como ya había sido de público conocimiento que el problema fue con el cuerpo técnico encabezado por Hernán Laginestra: “Quedé bastante descolocado y tampoco está bueno estar en un lugar donde están pensando de esa manera. Quiero aclarar que no me estoy refiriendo a mis compañeros ni a los dirigentes con los que tuve un trato espectacular y donde estábamos todos bastante alineados. El problema fue con el cuerpo técnico”.

Batista aún no sabe que será de su futuro basquetbolístico, pero si tiene algo pendiente: “No tuve ningún contacto con ningún otro equipo luego de lo que pasó. Lo que me motiva es el deseo de salir campeón. Ser campeón en mi país es un anhelo”.

Para cerrar la nota, Esteban habló de la selección y hasta de su retiro: “Con Ruben estuvimos hablando el otro día. Es una persona que está al tanto y quiere tener el control de todo. Para esta ventana obviamente no estoy, hace mucho no estoy haciendo basquetbol y hay jugadores que se lo merecen y están al nivel adecuado. Para junio claramente yo voy a trabajar con parte del cuerpo técnico de la selección para llegar en forma y en el nivel que Uruguay merece. Obviamente que estoy dispuesto a hacer el sacrificio. Mi carrera va a terminar cuando yo quiera y en una cancha de basquetbol”.