En una asamblea que se llevó a cabo en el CEFUBB, que contó con la presencia de todos los clubes, se definió la continuidad de la Liga Femenina.

La decisión por continuar el torneo terminó con nueves votos por la positiva y dos por la negativa. La fecha confirmada para seguir con la competencia está pactada para el 4 de febrero y será en la cancha abierta perteneciente a la Federación Uruguaya de Básquetbol, ubicada en la Rambla y Luis Alberto de Herrera. La competencia será en horario nocturno.

El certamen será reanudado con tres partidos pendientes de la temporada, con los cuales se definirán los últimos dos clasificados a la Copa de Oro: Hebraica y Macabi contra Remeros de Mercedes, Malvín frente a 25 de Agosto y Defensor Sporting ante Bohemios. Una de las causas por las cuales hubo equipos que votaron por la negativa fueron las condiciones que presenta el recinto. Las medidas del rectángulo de juego son 25×15 siendo este más corto que la habitual. En los próximos días se acondicionara el escenario para llegar de la mejor maneras posible.

Los cuatro mejores clasificados estarán en la Copa de Oro donde el primero se enfrentar al cuarto, mientras que el segundo irá ante el tercero al mejor de tres partidos. Esta situación se va a repetir en la Copa de Plata mientras que en la de Bronce, Capurro deberá esperar a un enfrentamiento al mejor de tres entre Montevideo y Paysandú. Los partidos por el tercer y cuarto serán a un solo juego mientras que las finales serán al mejor de tres encuentros.