Iberostar Tenerife derrotó a domicilio al Valencia Basket y cosechó su décima victoria en la Liga ACB española. El equipo de Bruno Fitipaldo tuvo una gran efectividad desde el perímetro.

Por la 12° jornada de la Liga Endesa se veían las caras Valencia Basket e Iberostar Tenerife. Los primeros venían de obtener dos triunfazos por la Euroliga ante Panathinaikos y Maccabi Tel Aviv, mientras que su rival de turno había derrotado al Galatasaray por la Champions League. Los dirigidos por Jaume Ponsarnau presentaron un quinteto conformado por Guillem Vives, Josep Puerto, Nikola Kalinic, Louis Labeyrie y el montenegrino Bojan Dubljevic. Por su parte, los comandados por Txus Vidorreta comenzaron con Bruno Fitipaldo, Spencer Butterfield, Aaron Doornekamp, Tyler Cavanaugh y el georgiano Giorgi Shermadini.

El encuentro celebrado en el Pabellón Fuente de San Luis, conocido popularmente como “La Fonteta”, presentó un inicio algo favorable al conjunto local, que lastimando en el pick central con Guillem Vives y Bojan Dubljevic, conseguían abrir la primera ventaja de la tarde. Tres triples al hilo, dos de Aaron Doornekamp y uno de Bruno Fitipaldo, hacían que la visita rápidamente pasara al frente en el marcador. Con un gran trabajo de la doble base sudamericana conformada por Huertas y Fitipaldo, el Iberostar llegó a sacar una diferencia de dos dígitos en el electrónico. Los muy buenos ingresos desde el banco de suplentes tanto de Klemen Prepelic como del veterano Fernando San Emeterio, le dieron a los valencianos la posibilidad de achicar la brecha de cara al descanso largo.

Al dar comienzo la segunda mitad del partido, los de la isla se encontraban al frente en cifras de 42 a 38. Como era de esperar, en el arranque del complemento el dueño de casa salió con otra mentalidad, tanto en ataque como en defensa. El aporte del francés Louis Labeyrie, más lo que seguían realizando San Emeterio y Prepelic desde el perímetro, fueron determinantes para que los dirigidos por Jaume Ponsarnau colocaran un contundente parcial de 30-18 en el tercer periodo. En los primeros compases del último cuarto, los de Txus Vidorreta concretaron una reacción, que le daba emoción a los instantes finales. Tres bombas seguidas, de Fitipaldo, Butterfield y Doornekamp respectivamente, terminaro de inclinar la balanza a favor de la visita. Finalmente, Iberostar Tenerife se quedó con la victoria por 95 a 89 y de esa manera alcanzó un récord de 10-1, que lo mantiene como escolta del líder Real Madrid.

En el ganador se destacó la gran actuación del brasileño Marcelinho Huertas, que encestó 22 puntos y repartió 7 asistencias, bien acompañado por Aaron Doornekamp con 17 tantos y 7 rebotes. Por el lado del perdedor, Klemen Prepelic finalizó como máximo anotador con 20 unidades.

El base uruguayo Bruno Fitipaldo estuvo 26:08 minutos en cancha, en los cuales aportó 16 puntos (3/5 triples, 1/3 dobles y 5/7 libres), 2 rebotes, 4 asistencias, 1 robo y 4 faltas recibidas, para una valoración total de 19.

El próximo compromiso del equipo del ex Malvín será recién el 5 de diciembre, cuando tenga que enfrentar al Monbus Obradoiro como local.

Foto: Emilio Cobos