Fue la serie más pareja, en la previa anticipamos, más que nada por situaciones circunstanciales que esto podría pasar. Nacional por el cambio de uno de sus extranjeros a último momento y por este hecho afrontaría el primer partido solamente con dos foráneos y con el juego interno disminuido, por el otro lado Defensor Sporting, ponía en cancha los tres extranjeros a prácticamente a debutar en la serie con todo lo que esto implica.

Ya desde el primer partido y su desenlace después de dos suplementarios estos dos equipos no pararon de buscar variantes para desestabilizar a su rival. En este juego el mejor arranque de Nacional hacía pensar que en lo colectivo iba a estar mejor y que lo hecho en la temporada regular podía pesar, así fue que el arranque de este juego le correspondió al tricolor, si bien los aciertos desde larga distancia no le favorecieron logró dominar los dos tableros, tomó una cantidad de rebotes Hatila, pesó tal cual es su costumbre, Morrison activísimo en el lado ofensivo y lo que hizo Cabezas en la conducción y en el acierto de los tiros desde la línea de tres puntos, la defensa zonal le dio resultado y todas las sensaciones estaban para el lado de Nacional durante tres cuartos. Pero ya desde el tercero Defensor comenzó a romper la defensa zonal, Gadson elevó muchísimo su nivel. Encontraron los espacios y comenzó a llegar a anotar más fácilmente, mejoró notoriamente en defensa y se esfumó la diferencia, un parcial de 14/6 hizo que se llegaran a un final agónico, todo abierto para que se lo llevara Defensor Sporting con ventaja de 4 a falta de 45 segundos, pero dos perdidas consecutivas; Acosta primero y Gadson después más un triple de Cabezas dieron vuelta la situación, dos libres para Morrison pudieron cerrarlo en los 40 pero el extranjero dejó y en la recarga Gadson puso un triple dramático. Con el
tiempo finalizado, lo revisaron, no fue válido y nos fuimos al alargue en 77.

Con Daniels en la banca, Glass asumió más de lo que debió y le costó anotar al fusionado, Romero fue el más claro de las dos prórrogas, física y mentalmente. Se lo llevó Nacional en un juego que pasó de todo y que anticipó lo que iba a ser la serie.

Para el segundo juego otra vez Nacional no iba a estar completo; Santiago Moglia no fue de la partida, debu,,tó el interno Marcus Mitchell. Y el arranque fue todo para el tricolor, un rápido 8/0 en los primeros tres minutos presagiaban lo que iba a ser el resto del encuentro. Intensidad defensiva, posibilidad de correr la cancha, más el extranjero Morrison inspiradísimo, eran demasiados factores en contra para un Defensor Sporting al que le costó muchísimo entrar en juego; sumado a las dificultades para poder anotar. La defensa tampoco funcionó y se veía reflejado en el score; se iban 14 por debajo al descanso largo 37/23.

Cabezas otra vez clarísimo desde la línea de tres puntos acompañando a Romero en la conducción, el trabajo solido de Passos en la pintura, y la tarea ofensiva de Morrison hicieron que Nacional manejara una diferencia de hasta 28 puntos. El debut de Mitchell fue prometedor, el ex Ferrocarril Oeste demostró
que sabe jugar, tiene buenos movimientos, resuelve cerca del aro e intimida atrás. El score final 80-67, y Nacional a un partido de meterse en semifinales.

El tercero empezó con dos variantes en el fusionado Acosta en lugar de Dotti y Bastón sustituyendo a Daniels, buscando cambiar la mala actuación del juego 2 y sabiendo que se le iba la temporada. Nacional otra vez con Cabezas en el equipo abridor y la primera vez en la serie que estaba con el plantel completo. Los dos equipos en defensa con referencias individuales, Bastón defendió a Morrison que había sido el mejor anotador en el juego anterior. El comienzo fue impreciso en los dos, el fusionado con la intención de presionar en el traslado retrasando las ofensivas tricolores y recostándose en zona. Mejoró sus porcentajes de acierto, encontró lanzamientos a distancia con Glass, Garcia, Acosta y con un parcial de 10 / 0 abrió una distancia de 10 para el final del primer cuarto.

Nacional decidido a jugar poste bajo con Mitchell, lo que no le dió resultado. El extranjero no estuvo fino y le costó anotar por esa vía. Aparecieron puntos de Gadson y continuó Glass anotando para que maneje el fusionado diferencias de 15. Alternó el tricolor defensa de zona y de hombre a hombre, mejoró desde ese lado y comenzó a acortar las diferencias. Cabezas otra vez apareció como el más claro y Hatila comenzó a pesar cerca del cesto; se fue por 9 arriba el fusionado (42/33).

Los dos gozaron de rachas en el tercer cuarto, rápido 7/0 de Nacional con Moglia y Mitchell como exponentes para ponerse a una bola, el pedido de tiempo de Defensor y un 8/0 con dos triples de Gadson para recuperar la diferencia. Pero no se quedó Nacional pudo correr, Hatila desniveló, Morrison
jugó desde las cortinas indirectas y Moglia volvió aparecer con los tiros a distancia, pudo absorber la diferencia y lo trajo Nacional que se fue solo 4 por debajo (50/54).

Defendió bien Defensor Sporting al hombre presionando la bola, le costó a Nacional en 4 minutos; ahora solo tres puntos. Apareció Acosta con tiros exteriores y siguió manejando las diferencias. Nacional mejoró la defensa, ajustó sobre Glass, no anotó Defensor y se encontró con el mejor momento de Hatila, imparable el brasileño reboteando y anotando cerca del aro; fue el goleador de Nacional que pasó en el score a falta de 4 minutos. Con Glass como abanderado empató el violeta, pero eligió mal las ultimas ofensivas, el equipo exageró con el tiro exterior y le quedó todo servido a Nacional que a 22 segundos para el cierre ganaba por 4 puntos, pero nos iban a quedar emociones todavía. Acosta puso un triple luego de una buena rotación. Repuso Nacional, la pelota llegó a manos de Hatila, el pívot que había sido el mejor lejos, dejó los dos libres, en la recarga Morrison cortó a Acosta que fue el héroe de la noche, puso los dos y victoria para Defensor 68/67, seguía con vida el fusionado.

El cuarto juego empezó con una variante otra vez Nacional, con plantel incompleto por la ausencia de Romero, su conductor natural, y la oportunidad de Cabezas en el quinteto inicial, los mismos cinco del juego anterior en su rival. Los dos plantados también en defensa de hombre a hombre, dentro de un encuentro parejo se va a dio un hecho que fue muy significativo a falta de 4 minutos para terminar el primer chico; Hatila cometió su tercera falta personal, no influyó demasiado este hecho en el primer cuarto, todos colaboraron, alternaron defensas de zona y se fueron arriba 25/18.

Defensor presionó muchísimo la bola, no dejó conducir a Cabezas y sufrió mucho Nacional en el armado del juego, vino bien desde la banca Daniels claro en el goleo, aprovechó los malos porcentajes del tricolor. Pudo correr, anotó y dio vuelta el resultado, se fue ganando 42/38.

Siguió enredado el ataque tricolor sin un base natural en cancha, no logró aclararse. Daniels siguió castigando con el tiro exterior, se le sumó Dotti y el fusionado siguió ampliando diferencias, manejó diferencias de 15 puntos, administró el juego y fue contundente (83/66). Empataba la serie y la ponía dramática para el quinto juego.

Con Romero habilitado Nacional volvía a tener el plantel completo, Defensor Sporting con la moral altísima después de empatar la serie, el fusionado se encontró con un rival poco certero y rápidamente abri la primera ventaja en el juego 8/0 y obligó a pedir minuto a Zylbersztein. Romero empezó a mover los hilos, hizo correr al equipo y empezaron a fluir, rápidamente se pusieron a anotar, aparció Moglia y ya Nacional era otro equipo. Parcial de 14/2, dentro de un primer cuarto intenso se lo llevaba Nacional.

Presionó bien Dotti sobre Romero, lo puso incómodo, le robó balones, lo llevó a pérdidas. Cabezas logró anotar y la aparición de Moglia con su tiro a distancia ayudó a Nacional a mantenerse dentro del juego. Mejoró Defensor, con su dupla Glass – Daniels cerca del aro le causaron muchos problemas al tricolor; entre los dos llevaron el score y fueron un problema insoluble por el momento, esta vía de gol fue la única en este cuarto para ellos ya que el trio exterior fue pobre, y Gadson no aportaba nada en ninguno de los dos lados.

El arranque del segundo tiempo fue todo de Nacional un parcial de 15 a 5, en menos de cinco minutos, de la mano de Moglia y Morrison entre los dos se cargaron al equipo y abrieron esta primera diferencia marcando lo que iba a ser el desenlace del juego.

Abrió 10 nacional y era la máxima, la cuarta falta de Glass complicó aún más a los de Alvaro Tito. Moglia siguió dañando, la quinta falta de Morrison a falta de 6 minutos le daba cierta esperanza al fusionado que ensayó una reacción otra vez Glass que fue el encargado. Logró ponerse a una bola pero otra vez los
rebotes de Hatila y cinco puntos en fila de Cabezas hicieron que el tricolor abriera nuevamente 10. Ya sin ideas Defensor no pudo absorber este parcial y se cierra la serie.

Es justo el paso de Nacional a semifinales dentro de una serie pareja, en el día que precisaron sus jugadores todo estuvieron a la altura, Defensor Sporting no pudo concretar un trio de extranjeros sólidos y eso les costó muchísimo.