El entrenador de Urunday Universitario Héctor Da Prá contó sus sensaciones tras el triunfo del equipo de la Avenida Joaquín Suárez ante Malvín que colocó la serie de playoff 2-0 a su favor.

“No queríamos llevarnos sorpresas y buscamos tener el control del juego, mantenerlo y sobre todo aumentar la agresividad, buscar que Malvín juegue más posesiones, algo que no está acostumbrado ya que es un equipo muy estabilizado. La clave principalmente es que el equipo jugó bien y aumentó la agresividad”, comenzó diciendo el entrenador.

Urunday Universitario colocó la serie 2-0, sobre el trabajo y los puntos altos del juego habló el DT: “En este partido aumentamos la intensidad, la agresividad lo que dejó al equipo con mucha confianza, no sé mañana pero hoy el equipo está con confianza y hay que trabajar sobre ello y creer que el próximo partido tiene que ser igual a este.  Debemos aumentar la confianza, trabajar en eso e insistir en que los tiros los tienen que tomar con la mayor confianza que se pueda, nunca se debe decir que no a un jugador a que tire, sí que tenga criterio para tirar ya que este equipo tiene humildad y lo está demostrando jugando contra un gran rival por encima de las bajas que tengan. Nosotros jugamos con un extranjero menos, perdimos al base titular y pusimos a Malvín en 68 puntos; ahí estuvieron las claves del juego”.

El elenco del Prado demostró que está para cosas importantes y no se achicó ante el multicampeón Malvín: “Alguna cosa hicimos bien que nos llevó a tener esta victoria, lo principal estuvo en atacar los puntos débiles de Malvín, donde más le duele y trabajar en los puntos fuertes de nuestra ofensiva. El partido pasado Marcos Cabot estuvo muy bien y trabajamos en que no tuviera mucha incidencia, luego en sacar a Michael Hicks del partido, Gonzalo Álvarez hizo un excelente trabajo ya que le jugó agresivo, mucho físico y los veteranos sufren eso. A su vez tratamos que William Paul no nos dañara tanto en ofensiva y el trabajo que hicimos en todos estos puntos fueron importantes sumado a la defensa de los bloqueos directos y laterales; y que en el partido anterior nos tomaron 19 rebotes ofensivos, trabajamos con eso y Corbin Jackson hizo un excelente trabajo con Wachsmann; ahí es donde el equipo tiene parte de la confianza”.

Por último se refirió a que están a 40 minutos del pasaje a semifinales, “Estamos tan cerca como lejos a la vez, estuve en ambas situaciones por un lado perdiendo 2-0 y dando vuelta la serie y por el otro lado con un 2-0 arriba y perdiendo la serie. Tengo que volcar la experiencia, saber que fue lo que hice bien para dar vuelta la serie y que hice mal para perderla, tenemos que concientizar y lo que siempre digo que esto es partido a partido; nadie en el mundo básquetbol soñó con esto de nosotros y hoy estamos acá aunque tenemos claro que nos pueden dar vuelta la serie. La humildad que tenemos nos puede llevar al éxito si nos la creemos nos puede jugar en contra”.