La terna arbitral del juego entre Lagomar y Verdirrojo radicó una denuncia por una agresión sobre el vehículo donde se retiraron los jueces. Los árbitros vincularon al agresor con el elenco del Cerro.

En el final fue perjudicado el elenco que dirige José Luis Alonso. Antes del triple de Cardozo que empató el partido sobre la chicharra, Larrea en penetración pisó claramente la línea lateral, por lo que esa jugada debió ser invalidada para darle el balón a Verdirrojo, que en ese escenario quedaba muy cerca de ganar el encuentro.

El plantel y los allegados del Verdi terminaron muy enojados con los jueces por esa situación. Más allá de las protestas normales de un final polémico, en el CEFUBB no se vio nada más.

Basquet Total se comunicó con dos de los jueces que impartieron justicia. Ambos comentaron que cuando se iban juntos en el auto particular de uno de ellos, el vehiculo que viajaban recibió un golpe de una persona que iba en una moto, a unas cuadras del escenario donde se disputó el partido. Los árbitros radicaron la denuncia en la comisaria correspondiente, vinculando al agresor con Verdirrojo, quien estaría identificado.

Los neutrales de la Federación, fueron avisados inmediatamente de la situación que transcurrio pasada la medianoche.