Remeros sacó un juego durísimo ante Yale para comenzar el campeonato 3-0. Pía Moyano fue figura en la tarde del sábado y habló con Básquet Total.

En un partido en donde el de Jacinto Vera sorprendió, Moyano comenzó refiriéndose a las claves : “Principalmente en la defensa, siempre es la que nos va a dar de comer. Tuvimos muchas distracciones en el primer tiempo, que capaz contra Montevideo no pagamos caro por la holgada diferencia, pero acá te lo hacen valer. Cada partido va a ser de mayor nivel, mayor exigencia y lo mejoramos en el segundo tiempo. Nos plantamos en una zona, defendimos duro y después eso hace fluir el ataque”.

En ataque Remeros se vio trancado durante varios pasajes del juego y Pía se refirió a esto: “No estábamos moviendo bien la pelota. Estábamos dependiendo mucho del pick central, estábamos jugando a otra cosa de lo que estábamos acostumbradas y en un momento cambiamos la cabeza, jugamos a lo que sabemos, que es mover la bola, jugar a cortes. Empezó Melina (Zapata) también a meter, que tuvo una ausencia en el primer tiempo porque se cargó de faltas. Al tener a Paola (Giovio) por una lesión afuera, nos costó abajo. Pero empezaron a entrar las bolas abajo a Melina y si no era gol de ella era por cortes. Empezó a fluir más por ahí”.

Los triples fueron importantes también para las mercedarias, siendo Moyano una de las principales armas en este rubro: “Por suerte entraron. A veces me embroman mis compañeras, que tengo que tirar más. Les hice caso y entraron por suerte. No soy la única, pero al tener el pase libre, todas tenemos buen tiro. Me tocó a mí, pero le puede haber tocado a cualquiera”.

Tras un paso por Defensor Sporting, Pía cuenta cómo se reencontró con Mercedes: “Estoy muy contenta, sobre todo por las gurisas que me abrieron las puertas, siempre me trataron desde el primer momento cómo una más, me ayudaron. También desde otra posición, no sólo creciendo cómo jugadora, sino también de hacer crecer a las demás, desde mi experiencia, el conocimiento que he pasado. Tratar de a las chicas sobre todo, darles para adelante”.

También se refirió a los viajes a la capital: “Hay de todo un poco (risas). La que pone la música, nos hace a las viejitas un poco actualizarnos. Pero eso es lo bueno que tiene, que hacemos grupo todas las semanas y está divertido”.

Si bien Pía no estuvo en el plantel el año pasado, habló de cómo fue pasar de ir en autos particulares a jugar, a ya contar con camioneta: “Nos fuimos para arriba (risas). El año pasado cuando me enteré era una locura. Hicimos por suerte todo lo posible, conseguimos gracias a todos los sponsors que nos están ayudando y al club, venir a jugar y no tener que pensar que a la vuelta tenemos que manejar, porque en algún momento te juega en contra en el partido”.

Moyano llegó a un equipo que el año pasado sufrió ante los que pelean arriba. Tras robarle un punto en el primer juego ante Bohemios y arrancar 3-0 el torneo, contó que le genera esto: “No soy la única nueva, están las chiquilinas de Paysandú también que están dando una gran mano. Me contaban que el año pasado ya el segundo tiempo se les iba porque estában fuera físicamente o no tenían mucha rotación, Hoy ese pulmón lo tenemos, esa rotación está y eso se siente al final del partido. Nos ilusionamos está claro, pero hay que seguir trabajando porque acá no nos vamos a llevar nada de arriba”.