Luego de ir perdiendo por 22 puntos, Olivol Mundial derrotó en alargue a Larre Borges y sumó su primer triunfo en el torneo. El argentino Damián Tintorelli fue la gran figura del partido.

El encuentro disputado en el gimnasio ubicado en la calle Salvador García Pintos, presentó un inicio netamente favorable al conjunto aurinegro, que luego de no anotar en los primeros tres minutos, colocó un parcial de 18-2, lastimando en el perímetro con los hermanos Taboada y también en la zona pintada, por intermedio de Nicolás Catalá y el debutante Martín Leiva. Un par de bombas consecutivas en las manos de Diego Álvarez, provocaban que el mundialista cortara una sequía prolongada, en la cual había errado varios lanzamientos desde más allá de los 6.75 metros. Entre el cierre del primer cuarto y el arranque del segundo, con un inspirado Mauro Zubiaurre, bien acompañado desde el banco por Lucas De León, los de La Unión lograban abrir una ventaja de 18 unidades (42-24). Olivol tenía serios problemas defensivos, mientras que en el otro costado de la cancha dependía pura y exclusivamente de lo que pudiera hacer el argentino Damián Tintorelli. Un cierre deluxe de Emilio, hacía creer que Larre se iría al descanso largo con una mayor diferencia en el score. Sin embargo, los de la avenida Millán encontraron un par de anotaciones sobre el final del primer tiempo, que le daban esperanzas de cara al complemento.

En los primeros compases de la segunda mitad, con Felipe García como abanderado, los de Sedes continuaron con la reacción que habían iniciado antes del medio tiempo. De perder por 22, en poco tiempo pasaron a estar ocho abajo, en gran medida gracias a la buena conducción del base oriundo de Malvín. En el peor momento de los de la calle Villagrán, aparecieron sus individualidades, más precisamente Taboada mayor y Zubiaurre, que salieron al rescate de un equipo que se había quedado sin gol. Los dirigidos por Martín Sedes salieron a jugar el último cuarto con la determinación de consumar la reacción que habían iniciado en el tercero. Con Ángel Varela dañando en el uno contra uno y Pablo Macanskas castigando a distancia, los vestidos de azul se colocaron a cinco puntos. La quinta falta de Emilio, parecía complicar las aspiraciones de los comandados por Daniel Giacoya. Olivol Mundial equivocó los caminos, dejó de jugar para Tintorelli, que venía siendo la gran figura. Sin embargo, dos triples en el último minuto de Diego Álvarez, hicieron que el juego se fuera al tiempo suplementario. Larre tenía faltas para dar e increíblemente permitió un lanzamiento exterior en la última jugada del partido.

En el alargue, los Sedes se acordaron que tienen a un señor jugador en el poste bajo. La lectura de juego del interno argentino le dio grandes dividendos al “Oli”, ya sea generando para sus compañeros o anotando en la pintura. Dos bombas consecutivas en las manos de Álvarez y Varela, terminar de inclinar la balanza a favor dd Olivol Mundial, que en cifras de 88 a 81 se llevó un triunfazo ante uno de los grandes candidatos.

En el ganador se destacó la soberbia actuación de Damián Tintorelli, que anotó 30 puntos y capturó 7 rebotes, secundado por Diego Álvarez con 20 tantos (6/10 triples). Por el lado del perdedor, Emilio Taboada convirtió 22 unidades.

 

EL GRITO

“Te estabas muriendo de hambre y viniste a hacer unos pesitos acá”

La frase fue dirigida al argentino Martín Leiva. El autor, un allegado de Olivol Mundial, que la tiró en el arranque del tercer cuarto. En defensa del interno, Leandro Taboada le respondió: "Callate, si vos no querías jugar". Para cerrar esta particular discusión, el ex Boca Juniors le dijo a su compañero: "dejalo que hable, no pasa nada".

UNO x UNO

LARRE BORGES

L. Taboada (4): Pobre actuación del armador. Tomó demasiados lanzamientos, cuando claramente no era su noche. Levantó en el alargue, más que nada por rebeldía. Zubiaurre (7): El mejor de su equipo. Fue el último en unirse al grupo, pero se nota que se acopló rápidamente. E. Taboada (6): Por momentos fue la principal vía de gol del aurinegro de La Unión. Las pérdidas y el irse por cinco faltas le terminan restando un punto. Catalá (5): En el arranque del juego fue importante, luego desapareció por completo. Debió asumir el rol de líder cuando Emilio abandonó la cancha. Leiva (5): Cuando estuvo entero físicamente mostró alguna cosita, tanto en ataque como en defensa. Sintió el desgaste y llegó muerto al cierre. Borrallo (4): Le tocó bailar con la más fea. Observó desde un lugar preferencial la brillante actuación de Tintorelli. De León (6): Tuvo un gran ingreso. Tal vez, el entrenador pensó que era menor y que ya se había cumplido el horario de protección. No volvió a pisar la cancha. Acevedo, Izaurralde y Coelho (-): Escasa participación. Giacoya (3): Luego de un buen primer tiempo, su equipo se desdibujó por completo. Debió pedir algún minuto de para cortar el buen momento de su rival. Todavía seguimos sin entender el motivo por el que nunca más puso al pibe De León.

OLIVOL MUNDIAL

Álvarez (7): En el comienzo era de lo poco rescatable en el “Oli”. Luego de tomarse una linda siesta, apareció con todo en el cierre. Dos bombas en el último minuto de los 40 y otra en el alargue, lo transformaron en figura. Varela (6): Fue de menos a más. En la primera mitad cometió varios errores. En el complemento cambió radicalmente su imagen y hasta puso el triple que liquidó el match. González (4): No fue su noche desde el perímetro. Le quedaron varios tiros abiertos y no los supo capitalizar. Macanskas (6): En defensa entregó muchísimo. En ataque no estuvo del todo fino. Igualmente, en el cierre puso un par de dobles y dos asistencias sublimes para Álvarez. Tintorelli (9): El Destacado. Lejos el mejor extranjero de las primeras dos fechas. García (6): Si hubo un responsable del inicio de la reacción ese fue el oriundo de Malvín. Juega a otra velocidad. Cabillón, Alonso y Zapata (-): Poco tiempo en cancha. Sedes (6): Después de un mal primer tiempo, encontró variantes, sobre todo en defensa, que le dieron grandes resultados.

VAR

Diego Ortíz, Washington Chamorro y Carlos Peralta (7): Buena actuación de la terna. Más allá de algún pequeño error puntual, llevaron el partido sin mayores inconvenientes. El ecuatoriano Peralta muestra una gran seriedad.

_______________________

LO DESTACADO

Damián Tintorelli se había encargado de mostrar en el debut, a pesar de la derrota de su equipo, que era un jugador totalmente desnivelante en la divisional. En la noche del viernes volvió a romperla toda, en el enorme triunfo de Olivol Mundial ante Larre Borges. El nacido en Junín fue determinante en el poste bajo y cuando fue bien defendido, generó juego para sus compañeros, sobre todo para los tiradores. El ex Peñarol de Mar del Plata terminó con 30 puntos y 7 rebotes, en los 45 minutos que estuvo en cancha. No salió ni a tomar agua.

EL TAPABOCAS

A falta de 3:24 para el cierre de la primera mitad, con dos libres de Emilio Taboada, Larre Borges conseguía sacar la máxima de 22 unidades (46-24). En ese momento, prácticamente todos los presentes en el CEFUBB, pensaron que el juego se había liquidado. Sin embargo, los jugadores y el cuerpo técnico de Olivol Mundial se encargaron de taparnos la boca. Los de la avenida Millán tuvieron una milagrosa recuperación y terminaron dando el gran batacazo ante uno de los grandes candidatos al ascenso.