Seguimos buscando el significado de los tatuajes de algunos jugadores de nuestro medio. Hoy le toca a Federico Soto, quien tiene un muy vistoso tatuaje en su brazo con una gran historia detrás que involucra a su abuelo: Raúl Ebers Mera.

Lo primero que contó el oriundo de Trouville es que tiene tatuado, porque generalmente se lo confunde: “El tatuaje es un 7 medio escondido. O sea, es el número pero con un diseño medio raro que hace difícil su interpretación a primera vista”.

Luego nos contó el por qué está hecho en el brazo: “Lo tengo en el brazo porque es donde más me gustan los tatuajes. Ahora en febrero de este año me hice otro y también fue en el brazo. No me gustan mucho en el torso y en las piernas menos, entonces por ahora van a ser en los brazos. La idea es ir haciéndome uno por año hasta que me canse”.

Ya entrando en la historia de ese particular 7, Soto nos contó cómo se dio hacerse el tatuaje: “Me lo hice en febrero de 2019. Hace tiempo tenía ganas de tatuarme algo y cuando encontré esta idea que me gustaba, pasé por un local qué hay cerca de Trouville y saqué hora, para mí y para Nando Cáceres que me había dicho que quería hacerse algo. Juan Galletto acompañó”.

Ya para cerrar el 77 rojo nos contó el significado, el cuál es muy especial: “El tatuaje está directamente relacionado con mi abuelo. Hace tiempo quería hacerme algo que lo represente ya que siempre estuvo a mi lado, me acompañó en la vida y más incondicionalmente aún en mi etapa de básquetbol. Entonces quería hacerme algo para llevar siempre conmigo el acompañamiento y respaldo que siento que tengo desde su parte. Dudé en qué hacerme, por momentos pensé en tatuarme la medalla de bronce que había ganado en Melbourne, pero se me ocurrió tatuarme el “7” dado que fue el número que él siempre remarcó que lo siguió toda la vida. Siempre me insistió en que jugara con el 7 dado que a él siempre lo ayudó y le pareció un número hermoso. Sabiendo esto, me decidí en hacerme el número. El diseño de dos líneas rectas es por un tema de estética y de que me gusto más, además también me gusta el hecho de que no se sepa bien que es desde un principio. Me gusta la idea minimalista que tiene”, concluyó Federico.