Después de la derrota celeste en tiempo suplementario ante Brasil, el entrenador Edgardo Kogan pasó por conferencia de prensa y dialogó con la prensa sobre el juego, la adaptación de los jóvenes, lo que dejó esta primera ventana de la Pre AmeriCup y lo que se le viene a la selección en los próximos meses.

En cuanto al nivel colectivo del equipo en estos primeros dos partidos dijo: “La realidad es que el balance es negativo por un lado, por los resultados, sobre todo el de hoy que lo tuvimos en la mano y se nos escapó. Desde el punto de vista del grupo, de cómo trabajaron y el respeto que hubo, creo que fue muy bueno, por lo que estoy agradecido con todos los jugadores. Sabemos que esto lo vamos a definir en noviembre o febrero, así que hay que mantener la calma. Ya demostramos estar al nivel de Brasil, que no es poca cosa. Así que en ese sentido estamos tranquilos, porque todavía hay tiempo para corregir los errores y lograr el objetivo”.

En cuanto al nivel del certamen y los días de preparación, el mandamás comentó: “Nosotros tuvimos los mismos días que ellos (Brasil) para preparar ambos encuentros, que obviamente son pocos, pero las ventanas son así y ya lo sabemos. Hay que seguir trabajando para mejorar, pero también para adaptarnos a la competencia, porque tal vez visualmente no se nota, pero en Curitiba tiramos más tiros de tres puntos que de dos, y hoy lo mismo, porque el básquetbol está cambiando en todo el mundo y hay que adaptarse a eso. El mundo tiende a jugar de otra manera a la que se juega acá (en Uruguay), pero tarde o temprano tenemos que subirnos a ese tren, dejar de lado el juego a la uruguaya, porque lo que se juega acá es totalmente distinto a los demás países, y jugando a nivel internacional eso cada vez se nota más, así que debemos seguir trabajando para poder cambiar eso”.

Posteriormente, al referirse a los errores cometidos en el cierre del encuentro, opinó: “Perder balones es parte del juego, en parte por el cansancio. Jugamos contra una selección que cuenta probablemente con la mejor liga de Sudamérica (la NBB), sacándole una cabeza a los demás torneos del continente, con muy buenos jugadores, algunos jóvenes, otros experimentados, pero todos plagados de talento. Por más que Petrovic (DT Brasil) diga que tuvieron ocho días, la realidad es que son todos jugadores de muchísima calidad, todos pueden anotar, todos pueden jugar. Debido a eso nosotros tomamos algunas decisiones tácticas no tan habituales, pero creo que de alguna manera sirvió para contrarrestar su jerarquía y poder ofensivo, para lograr forzar el alargue, aunque después no logramos llevarnos el partido”.

Acerca de la remontada conseguida en el último cuarto, y lo que faltó para quedarse con el triunfo en el alargue, el seleccionador celeste dijo: “Claramente tuvimos más energía en el cierre del juego, los últimos cuatro o cinco minutos fueron muy buenos. Pudimos correr la cancha y encontrar distintas vías para anotar, moviendo bien la pelota y consiguiendo tomar buenos tiros de tres puntos que nos permitieron llegar a un final cerrado. Lo que pasó en el alargue es parte del juego y son situaciones que se dieron”.

“Creo que tenemos un núcleo joven muy bueno, más allá de que casi todos lo son, porque Luciano (Parodi) tiene 26 y Bruno (Fitipaldo) tiene 27, pero tendemos a jubilarlos antes de lo que deberíamos, y sobre todo tenemos imagen, porque escuchar a los más jóvenes como Joaquín (Rodríguez) decir ‘Qué bueno que es entrenar con Luciano’ o ‘Qué bueno que es entrenar con Bruno’ es algo muy importante, porque ellos van a acompañar el proceso de renovación. Si comparan la lista del año pasado con la actual hay seis o siete jugadores que ya no están, y en su lugar tenemos algunos de veinte años, que a veces juegan y a veces no, pero están presentes y entrenando. Todo eso es importante. Sabemos hacia dónde tenemos que ir. Obviamente queríamos ganar hoy, estamos enojados y frustrados, pero por suerte tenemos un camino marcado con un proceso que viene siendo exitoso y venimos respetando”, agregó.

Por último, agradeció a la gente por el apoyo y dejó en claro lo importantes que es eso para el equipo, diciendo: “Queremos agradecerle a toda la gente que vino, porque con su apoyo nos dieron un plus gigante para poder traer el juego. Esa energía que llega desde las tribunas repercute en todos los que estamos adentro. Sabemos que es una fecha complicada, pleno carnaval, hay muchos que se van a algún lado. Sin embargo, hoy había más de cuatro mil personas cantando, alentando y apoyando al equipo. La mejor muestra de apoyo fue el aplauso final, así que de mi parte quiero agradecerle a la gente por todo eso ya los jugadores por la entrega que tuvieron hasta el final, dejando una vez más todo en la cancha”.