Emiliano Serres es una de las caras nuevas de Kogan en la citación de Uruguay para la Pre-AmeriCup. El jugador de Obras conversó con Básquet Total sobre el llamado y su presente en la Liga Nacional con el rockero.

El fraybentino comenzó refiriéndose a su sensación tras haber sido convocado: “Muy contento, volver a vestir la camiseta de la selección mayor era algo que tenía como objetivo y hoy en día es una realidad. Mentiría si dijera que no me lo esperaba, pero aun así es algo que te emociona mucho ser tenido en cuenta. Me enteré cuando un amigo me mando un tweet diciendo que había salido la citación y enseguida se lo mande a Nacho (Xavier), que tampoco sabía (risas)”.

El alero dio su impresión sobre el plantel que jugará esta primera ventana y lo que irán a buscar: “Va a haber un equipo con muy buenos jugadores, una mezcla de jóvenes y grandes que va a ayudar mucho al equipo tanto en el presente como pensando a futuro, va a ser un lindo desafío para nosotros. Pienso que el equipo se va a ir poniendo objetivos a medida que vayan pasando los partidos, pero lo que si espero es clasificar. Si bien viendo los países parece fácil el ida y vuelta que se genera jugando de local y visitante va a ser muy duro para todos”.

“Personalmente tengo planteado ganarme el puesto en la selección y ser un jugador fijo en ella, esta es una muy linda oportunidad para hacerlo y voy a trabajar al 100 para lograrlo” comentó al respecto de su meta tras ser llamado.

Emiliano dejó Malvín a mediados de 2019 para sumarse a Obras, donde desde octubre pasado juega en la Liga Nacional. Al hablar de las diferencias que encontró entre el básquet uruguayo y argentino, contó: “Primero que nada la intensidad aquí es mayor, el ida y vuelta es constante y más rápido comparado con una Liga Uruguaya más estacionada”.

“Lo otro que me encanta y me pondría muy feliz que se hiciera en Uruguay es el constante movimiento para visitar distintas canchas del interior del país, es un básquet cansador no solo por la intensidad sino también por los viajes ya que se recorre Argentina de norte a sur. Eso es muy importante en la evolución del deporte y creo que Uruguay aún está en el debe con eso, es uno de los factores que ayudarían a dar un salto de calidad mayor” dijo también el oriundo de CAJU y Nacional de Fray Bentos.

Al hablar de sus progresos en este último tiempo, explicó: “Mejoré la cabeza, entrenar al 100% todos los días, cuidarme con las comidas, con mi físico, las horas de sueño. Fue un cambio muy grande pero cuando uno ve los resultados te impulsa a seguir. El cambio de aire me ayudó muchísimo para mejorar esas cosas que eran lo que más necesitaba para aspirar a convertirme en un jugador de primer nivel”.

En cuanto a la rutina diaria dijo: “Lo primero que me llamó la atención cuando llegué fue el horario de los entrenamientos, temprano en la mañana (9am) y en la tarde (16hs). Todos los días antes del entrenamiento matutino el equipo desayuna junto en el comedor del club, donde nos dan las cuatro comidas diarias, y luego salimos a entrenar. Las practicas son muy duras y largas, pero de muy buena calidad, hacemos mucha defensa y terminamos siempre jugando partido entre nosotros”.

Obras es uno de los clubes modelo en Argentina, y Emiliano nos dio su visión desde adentro de por qué es diferente: “Es un club muy acogedor, existe un gran ambiente ya sea con los compañeros de equipo, cuerpo técnico, trabajadores y otros que rodean el club. Eso es algo muy positivo cuando hay tantos jugadores que no son de la ciudad. El cariño constante que sentís en Obras es un factor clave”.

“También cabe decir que el apoyo que se siente desde los directivos es excelente, un club que ha decidido jugar con jugadores de su club, un gran proyecto que nos da una gran responsabilidad a jugadores jóvenes y que estamos encantados de cargar” terminó diciendo al respecto del proyecto del tachero.

Para terminar, volviendo a la Selección, Emiliano habló de Brasil, el rival de la celeste el 21 en Curitiba y el 24 en Montevideo: “Por algunos jugadores que conozco diría que van a tratar de jugar posesiones cortas, les gusta correr la cancha y anotar rápido y creo que bajarle el número de posesiones a un juego más estacionado podría ser la clave para llevarnos el partido”.

El partido del 24 en el Antel Arena podría ser la primera oportunidad de jugar allí para Emiliano: “Es algo que anhelo, es un orgullo poder representar a tu país y más poder vivirlo en un lugar de primerísimo nivel. Espero que sea una fiesta y poder sacar un resultado positivo en casa para festejarlo con nuestra gente”.