Nos quedaron unas horas libres en la recorrida por Buenos Aires y nos pegamos una escapada hasta el Polideportivo Roberto Pando de Boedo para ver el atractivo encuentro entre Hispano Americano y el local San Lorenzo, que tuvo participación de nuestro compatriota Esteban Batista con quien hablamos tras la victoria del Cuervo.

“Contento por la victoria, siempre es bueno ganar aunque a veces no está tan bueno de forma tan apretada. Pero lo importante es sumar unidades y es más fácil corregir así”, comenzó manifestando tras la victoria por 87 a 83. 

Le consultamos si hay cierta responsabilidad y dificultad al enfrentar a equipos que saben que se miden ante el vigente campeón: “Todos los partidos van a ser difíciles, porque el rival viene con la motivación de enfrentar al equipo campeón a batir o hacernos caer, y eso es algo para lo que tenemos que estar preparados. Por eso tenemos que hacer hincapié un poco más en el control del juego, manejar mejor las diferencias y no llegar a los cierres tan apretados. Lo importante es que se sigue triunfando y que no caímos, pero hay mucho para mejorar”. 

Habló de cómo es la preparación de un equipo que sabe que viene de ser campeón y que ya tiene claro que su juego es óptimo: “Yo no estuve en el equipo campeón y estoy en esta, pero la mentalidad es lo anterior mencionado. Todos van a estar esperando que algún equipo nos bata y con la responsabilidad de lo que se ha hecho antes. Es una motivación muy linda estar en un club que pelea tantos campeonatos y que es favorito en todas las competiciones, eso también implica un compromiso más grande porque hay que estar preparado y ningún equipo te debe sorprender”.

Lo vimos rápido y enérgico en cancha, le consultamos cuánto hincapié se hizo en la pretemporada al aspecto físico: “Lo normal. Uno se adapta al nivel que juega, porque si vamos a 5km/h lo haremos así y si es a 150km/h será de esta forma. El nivel y la exigencia te la da la competencia, el ser humano se adapta a las circunstancias y obviamente al tener un equipo dinámico si no corres se complica. Uno trata de asimilar ese ritmo y estar a la par del plantel”.

Sobre la posibilidad de que en Uruguay exista un Súper 20 y la importancia de este tipo de torneos en la preparación, contestó: “No he pensado que grado de impacto tiene un Súper 20 o no. Lo que si hay que mejorar en Uruguay es la competencia y la descentralización de los equipos, porque se juega siempre en una misma ciudad y eso achica el margen de jugadores. Es imposible en una ciudad de un millón y medio de personas encontrar tres equipos capaces de competir y ser una liga atractiva. Eso lamentablemente se mantiene así por ahora, esa es mi opinión y seguramente hay muchos que saben de todo un poco (irónicamente). No recato en cómo mejorar la Liga Uruguaya, más que nada porque estoy acá en Argentina y enfocado en esto”. 

Expresó lo que significa con su experiencia convivir con jugadores jóvenes de la calidad de Vildoza, Caffaro y Fjellerup, sabiendo lo que él les puede aportar y a su vez la juventud le pueden transmitir a él: “Tenemos un buen mix, es feo decirlo pero soy el más viejo del equipo y a veces es difícil pensar que pareciera que fuera ayer que uno estaba en el lugar de Vildoza y todos esos jugadores más jóvenes. Trato de ayudarlos con algún comentario o algo desde esa experiencia que tenemos por la edad, pero son basquetbolistas muy bien preparados, les gusta escuchar y en un equipo en el que tenemos esa equiparación entre juventud y experiencia es muy fácil acoplarse. Por todo esto, nos nutrimos los veteranos de los jóvenes y viceversa”. 

Nuevamente por la Champions League les tocará enfrentarse a un rival uruguayo: “Ahora a fin de mes vamos a jugar con Mogi y después con Biguá. Ese es uno de los objetivos que tenemos a corto plazo, cerrar la clasificación a la siguiente fase. Jugamos los dos de local, así que esperamos estar preparados para esos encuentros”. 

Mencionó los objetivos personales que se ha planteado: “Salir campeón y lograr todos las metas con San Lorenzo. Sería lindo, porque vine a un equipo que es favorito y espero que esas cosas a fin de año se puedan concretar. Hay que demostrar en la cancha, nadie da por cantado nada y por eso hay que seguir adelante en esta carrera rumbo a más objetivos”.