A diferencia de la noche anterior, los Kawasaki Brave Thunders de Calfani pelearon hasta el final para vencer como locales al San-en.

Con el uruguayo nuevamente en el banco de suplentes, la visita picó en punta hasta por 11. Los cuatro puntos al hilo de nuestro compatriota colaboraron para que la desventaja fuera de siete al termino del primero (19 a 12).

Un parcial de 8-0 en 1:30 colocó a los Thunders abajo por la mínima. Pero la visita se reencontró con el goleo para tomar tres de renta llegando al descanso largo.

El ex Biguá y Malvín se ocupó de igualar el tanteador en 44, gracias a un triple en el amanecer de la segunda mitad. A partir de ahí reinó la paridad, entrando al último chico empatados en 62.

Ya en el epílogo, otra bomba del artíguense hizo que su equipo tomara el comando con 8:38 restantes. Pese a la amenaza constante de un rival muy mejorado con respecto a lo hecho ayer, los rojos se mantuvieron firmes. Incluso cuando a un minuto del cierre la ventaja era mínima. El libre de Fujii liquidó el trámite con segundos por disputar y el triunfo fue para los Brave Thunders por 81 a 79.

Matías Calfani finalizó con 13 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias, 2 robos e igual número de bloqueos en sus 26 minutos en cancha.

Kawasaki continúa como líder de la conferencia central con 11 ganados y 3 perdidos. Volverá a presentarse el próximo fin de semana cuando visite a Yokohama en jornadas consecutivas.