Los Kawasaki Brave Thunders de Calfani ganaron en la casa del Shimane, reponiéndose de la derrota de ayer.

Nuevamente con el uruguayo en el banco y pese a soportar un 18 a 8 de arranque, los Thunders cerraron el primer cuarto con parcial de 13-0 para tomar la punta por tres en el chico inicial.

Los locales no pudieron salir de ese fatídico 18, llegando a diez minutos sin anotar (entre el cuarto uno y el dos). Así Kawasaki tomó la máxima de 24 para cerrar la primera mitad 47 a 23 arriba.

Para el segundo tiempo se esperaba algo distinto del lado de Shimane, pero los rojos se mantuvieron fuertes. Cada vez que su rival lo intentaba aparecía Heath para cortar las pequeñas rachas. Llegando a obtener una renta de 35 unidades, el último parcial solo sería de relleno.

De esta manera, el coach Sato pudo administrar los minutos del plantel en el final. El trabajo estaba hecho y la victoria fue por 87 a 53 para los Brave Thunders.

Mathías Calfani finalizó con tres rebotes, dos asistencias, un robo y sin puntos en sus 10 minutos en cancha.

Kawasaki lidera cómodamente la conferencia central con record de 9 y 3, tras doce partidos jugados. El próximo fin de semana será anfitrión del San-en.