Trouville ganó cómo local ante Biguá y cambió la pisada tras una derrota y un juego trunco. Alex López se destacó en su juego colectivo y habló con Básquet Total terminado el juego.

El rojo de pocitos estuvo arriba los 40 minutos, pero a falta de 6 para el final, Biguá puso en jaque la victoria del local que tuvo que sufrir un poco más de la cuenta: “Dominamos todo el partido, pero a lo último se nos vinieron. Era lógico y la reacción que tuvieron fue por el amor propio de ellos, pero por suerte supimos cerrarlo bien y no caer en la desesperación. Nos llevamos la victoria que es lo más importante y ya con la cabeza pensando en Aguada”.

Alex habló de donde pasó la ventaja en el juego para lograr el punto: “Cuando supimos que Santos era baja en Biguá tratamos de cargar todo el juego abajo, además sabíamos que nos iban a quedar los tiros libres. Hoy no fue mi noche en ataque, pero los compañeros que entraron supieron meterla y eso me deja contento, por el equipo y por el grupo humano”.

En ataque no fue su noche en cuanto a goleo, pero si repartió asistencias (6) y capturó 10 rebotes, de los cuales 6 fueron en ofensiva: “Obviamente que no me voy a quedar solo con el tiro exterior y hacer muchos puntos. Hoy hice un buen trabajo con los rebotes y las asistencias y eso me  deja tranquilo, además la pelota ya va a entrar, me quedo contento por los compañeros que entraron y encontraron sus espacios para el tiro y así lograr la victoria de Trouville. La confianza de mis compañeros y del técnico está, eso me deja tranquilo”.

López habló del próximo rival, Aguada. De los más fuertes o sino él equipo más fuerte del torneo a enfrentar cómo visitante para el rojo la próxima semana: “Aguada tiene jugadores de gran talla, Leandro (García Morales) volvió en su mejor momento, pero nosotros lo vamos a preparar cómo preparamos todos los partidos, con mucha seriedad y estar cien porciento concentrados porque a un equipo de estas características no le podes regalar nada y cuando tenés para pegarle, le tenés que pegar dos veces porque sino vuelve a reaccionar”.

El año pasado y justamente ante Aguada y en cancha del rojiverte Alex sufrió una brutal caída que lo dejó internado y hasta asustó a varios estando unos días en observación y con la duda si volvería o no a las canchas. Consultado sobre ese episodio y los recuerdos del mismo o algún miedo al ir fuerte a toda jugada, estas fueron las palabras de López: “Mi juego se basa en la intensidad y no dar pelota por perdida. Si dejo de hacer eso paso a ser un jugador que pasa desapercibido . Por eso trato de ir a todas las pelotas cómo si fuera la última y voy a seguir yendo cómo fui a esa pelota esa noche, sin miedo y muy tranquilo”.