Malvín mostró su mejor juego y, de la mano del tándem Santiso-Cabot, venció a Leones de Quilpué, logrando quedarse con el tercer puesto del grupo y reviviendo sus chances de avanzar en el certamen.

Resumen del partido

En el comienzo del partido se vio la mejor versión del playero, moviendo la bola de lado a lado en ataque, buscando al jugador abierto, generando juego desde la conducción de Juan Santiso y Marcos Cabot, para que muchas veces las jugadas finalizara en las manos de Hunter Mickelson bajo el aro. Elisha Boone también tuvo su momento de lucidez sobre el cierre, poniendo dos triples consecutivos para que Malvín ampliara la diferencia y llegara 25-13 arriba al cabo de los primeros diez minutos de juego.

En el segundo chico los chilenos mejoraron su faceta ofensiva a partir de la producción de Eduardo Marechal, quien se encargó de organizar cada ataque de su equipo, haciéndole llegar más la pelota a Omar Cantón y Darnell Dodson, quienes lastimaron la defensa playera en más de una oportunidad. Malvín se empezó a desdibujar en ambos lados de la cancha, su juego adelante se volvió muy estacionado, dependiendo demasiado de las individualidades de Nicola Pomoli, Boone o Cabot, y en defensa eran quebrados con facilidad, permitiendo que Marechal conectara con los internos que se encargaban de anotar, para finalmente irse al descanso largo tan solo seis arriba en el marcador, 35-29.

Tras regresar del vestuario Malvín se reencontró con el nivel que había mostrado en el primer cuarto, poniendo también una defensa muy intensa en primera línea que les permitió correr la cancha al contraataque en reiteradas ocasiones. El azul de la playa jugaba bien y era superior, pero le faltaba algo para terminar de abrochar el partido, allí aparecieron las figuras de Santiso y Cabot, esos dos demonios que tienen en el perímetro, que aparecieron cuando se los necesitaba, jugaron, hicieron jugar y pusieron bombazos claves para terminar de inclinar la balanza a su favor, para encarar el último y definitivo cuarto con más tranquilidad, ampliando la diferencia a trece (61-48).

En los últimos diez minutos de juego los dirigidos por Pablo López solo se encargaron de mantener el partido de su lado, permitiéndose rotar levemente el equipo, mientras que Leones puso toda la carne en el asador e intentó dar vuelta la historia, y aunque coqueteó con la remontada de la mano de Cantón y Marechal, sobre el final aparecieron nuevamente Cabot y Santiso para devolverle la calma a su equipo y ahora sí sellar definitivamente la victoria en cifras 84-76, finalizando el grupo en la tercera posición, con récord de un triunfo y dos derrotas y una diferencia de anotación negativa, con -17.

Con estos números, Malvín se posiciona hasta el momento cómo mejor tercero, quedando a la espera de lo que suceda en el Grupo D, que se disputará la próxima semana en la ciudad colombiana de San Andrés, y donde participarán Nacional, Salta Basket de Argentina, Botafogo de Brasil y BB San Andrés de Colombia.

UNO x UNO

LEONES DE QUILPUÉ

Marechal (7): Arrancó fenomenal, pero tuvo que cargar siempre con su equipo y se fue quedando. Price (3): Poco y nada. Intrascendente. Carrion (5): Firme en defensa, flojo en ataque. Dodson (6): En el principio hizo cualquier cosa, pero volvió del entretiempo comiendo galletitas y mejoró notoriamente. Denle más seguido (?). Cantón (7): Peleó y quiso siempre. De lo mejor. Amor (4): Lo que menos hizo fue enamorar con su juego. Jones (5): De menos a más. Cerró de buena manera. Santos (4): Poquito poquito, no aportó. Muñoz (-): Poco tiempo dentro del rectángulo de juego. Jorquera (4): El ataque de su equipo fue muy desorganizado por momentos, no encontró soluciones y dependió de individualidades para ponerse en partido.

MALVÍN

Santiso, Cabot (9): Dos demonios. En Quilpué van a tener pesadillas con ellos por tres meses. Lo mejor de Malvín en el partido y en el torneo. Pomoli (8): Lectura, movimientos, habilidad, efectividad, lujo, exquisitez… Lo tiene todo, es completísimo. Cierra el podio. Grolla (3): Fue titular y arrancó con un triple. Terminó jugando ocho minutos, sentado en el banco con cuatro faltas, y si, un triple. Mickelson (8): Durísimo y efectivo bajo el aro, terminó con Doble-Doble. Muy buen partido. Boone (7): Mejoró la selección de tiro y fue intenso en primera línea defensiva. Buena actuación. Wachsmann (5): Correcto desempeño viniendo desde el banco. Dominique (3): Flavio Flojardi, se llamaba un delantero italiano. No repitió otras actuaciones. Coelho (-) Segundos en cancha. López (8): Fue el mejor partido de Malvín en la temporada. Salió a la cancha con un planteo firme y eficaz, que sirvió para marcar la cancha desde el minuto uno. Respondió de buena manera a los acercamientos del rival.

_______________________