Búcaros de Bucaramanga derrotó en condición de visitante a Cimarrones del Chocó, con una correcta labor del uruguayo Leandro Taboada.

El auriverde se reencontró con la senda del triunfo al vencer a Cimarrones en la Caldera de Chocó, luego de caer derrotado en los dos juegos anteriores, y escaló al cuarto lugar en la tabla de posiciones del DPB Colombia, ostentando un balance de cuatro victorias y tres derrotas.

El partido fue reñido desde el comienzo, ambos equipos constantemente buscaban jugar contraataques a partir de una intensa defensa plantada, ninguno tuvo buenos porcentajes de acierto desde más allá de los 6.75m y eso obligó a mantener la estrategia de defender y atacar el aro. En el segundo cuarto juego se volvió una doma, ninguno anotaba y se dieron varias pérdidas consecutivas. Sin embargo, la visita mantuvo la pequeña renta que había sacado en los primeros diez minutos de juego, para irse tres arriba al descanso largo (38-35).

Tras volver del vestuario, los bumangueños se mostraron ampliamente superiores a su rival, con Fernando y José Rodríguez comandando al equipo en ataque, bien acompañados por el oriental Leandro Taboada, siendo los pilares fundamentales para que el auriverde llegara a abrir hasta quince de renta a minutos del final, poniéndole el broche al partido, que finalmente se cerraría en cifras 75-64.

En el conjunto vencedor destacaron Fernando Rodríguez con 24 puntos y José Rodríguez con 20, a los que además agregó 8 rebotes. Por el lado del local lo mejor pasó por las manos del venezolano Miguel Bolivar, quien anotó 22 unidades y bajó 10 rebotes.

El uruguayo Leandro Taboada concluyó el cotejo con 8 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias y 1 robo en 33:30 minutos dentro del rectángulo de juego, tirando 3/4 en tiros de campo y 2/3 en triples. Con los números de hoy, sus promedios en la competición ahora son de 9.7 puntos, 4.0 rebotes y 5.0 asistencias en 30:24 minutos por partido.

Emilio Taboada continúa recuperándose del desgarro que sufrió en su debut con la casaca del elenco colombiano, que lo ha dejado al márgen del equipo en los últimos encuentro. Sin embargo, se espera que la próxima semana pueda estar a la orden.

Búcaros regresará a escena en el día de mañana, cuando vuelvan a enfrentarse con Cimarrones de Chocó, en busca de sellar su pasaje a las semifinales del torneo.