Felipe García fue una de las figuras de Paysandú con una mano asesina en el perímetro para regalarle la primera victoria a la institución y habló finalizado el encuentro sobre su llegada a la DTA.

“Sí, por suerte. Arrancamos muy flojos, pero pudimos remontar ahora en este partido. Fue complicado desde el arranque, sabíamos que teníamos que venir a buscar los puntos y terminamos ganando”, comenzó manifestando.

Contó cómo se dio el encuentro y cuál fue el punto de quiebre: “Arrancamos metidos en el principio, después ellos se acercaron con una racha y nos fuimos empatados al entretiempo, pero entramos enchufados al tercer cuarto. Fundamental el cierre del tercero y el último cuarto, ese fue el quiebre anímico, allí metimos un par de bombas con las que aseguramos ganarlo”.

En ese momento clave mencionado, fue Fabián Cabrera quien sacó a flote el resultado: “El quiebre lo da él con los puntos y también en defensa roba un par de pelotas, va hasta adentro y saca el doble más adicional. Es un jugadorazo”.

Tomando en cuenta que se defendió muy bien al rival, le consultamos cuánto prepondera trabajar la defensa el cuerpo técnico: “Todas las prácticas tenemos una parte inicial en la que hay defensa. Para mí esa es la parte más importante del básquetbol y todo el tiempo tenemos que estar metidos, porque las ofensivas van a entrar en algún momento. Nosotros tenemos que tratar de robar y correr, esa es el arma más fuerte que poseemos”.

Sin ir desde el vamos, el joven proveniente de Malvín se ganó su lugar y prevaleció en el rectángulo: “El equipo lleva a que todos tengamos un buen rendimiento. Que yo me haya destacado hoy es derivado del trabajo de ellos. Fíjense que los puntos son todos llegados de asistencias, eso es muy bueno porque tenemos un juego colectivo muy determinante, el cual debemos mantener hasta el fin del campeonato”.

Halagando al equipo, pero también hubo mucha virtud personal para encenderse desde los 6,75, a lo que muy agradecido, contestó: “Por suerte entraron hoy y espero que se me siga dando así durante el resto del torneo”.

García llega de un club y categoría completamente distintos, por lo que habló de las primeras vivencias dentro de esta DTA: “Trato de adaptarme a donde llego. Acá me recibieron muy bien, estoy muy cómodo desde mi llegada y siempre están pendientes de si necesito algo. Esta es otra etapa, yo vengo del Sub 23, estoy acá para aportar lo mío y aprender mucho. Trato de escuchar todo el tiempo a los más experientes del equipo, lo que se menciona lo trago para mí, intento evolucionar a cada momento y dar lo mejor para el equipo de mi parte”.

Por último, mencionó lo que cree que le puede aportar este pasaje por Paysandú: “Mucha confianza, por ejemplo, a la hora de ir para adentro del aro y mostrarme un poco más es otra posibilidad que da la DTA. Yo vengo a aprender y aprovechar cada práctica o minuto que esté en cancha”.