Siguiendo la recorrida con los entrenadores previo al comienzo de la DTA 2019, Básquet Total se fue hasta Millán y Sitio Grande para hablar con Eduardo ‘Boca’ Hernández que estará al frente del conjunto de Olivol Mundial.

¿Cuándo comenzó la preparación del equipo?

Comenzamos el lunes 2 de septiembre con la idea de tener un mes de preparación y se va a concretar, la fecha de inicio es el 3 de octubre y eso hace que nos de bien el tiempo para lo que teníamos planificado.

¿Cómo ve al plantel de cara al torneo?

Tengo la suerte de estar en un proyecto que armó Olivol Mundial, qué fue ir por las siete mejores fichas que puede resistir el presupuesto del club y estoy muy contento con ellos. Y que el resto del plantel fuera conformado por jugadores de la cantera, es un proyecto hermoso porque todo el trabajo que se hace en formativas para los chiquilines del club, en algún momento les tenés que dar el premio de que ese trabajo fue por algo, por llegar a primera y el club fue muy claro en eso. A veces se te pueden sumar fichas de última hora, pero acá fueron contundentes con que el planteamiento era ese. Además pienso que esto debe ser un modelo a seguir por varios equipos para darle el premio a los jugadores de formativas que se lo merecen.

¿Cómo ves a los demás equipos?

Es una DTA cómo hace años qué no vemos. Hay equipos fuertísimos este año, pero nosotros dentro de la gran confianza que le tenemos al equipo esta el gran objetivo que es ascender, sabiendo que va a ser un torneo muy duro.

¿El ascenso por arriba del campeonato cómo objetivo principal?

Hoy te digo ascender, porque si me toca ascender va a ser una final con dos equipos ya ascendidos. Porque nos toca jugar un torneo donde el campeón no sube, cosa del básquetbol uruguayo. Así que sí se diera esa final los dos vamos a estar ascendidos y sería un premio extra, pero el principal es el ascenso.

¿Cómo sintió el estar parado un año luego del descenso en el Metro 2018?

Es un poco el armado de nuestro básquet, qué a nadie le gusta, qué con todas las personas que hablás siempre manifiestan que deben ser campeonatos simultáneos, qué los equipos deben tener mayor competencia en el tiempo pero nunca se toman las decisiones. Yo tuve la buena suerte de que uno amigos me pidieran para dar una mano el año pasado en el Metro para intentar salvar a Olivol y la mala suerte de no haberlo conseguido. Luego de un año esperando para dirigir, porque arreglé en el comienzo del año, me toca un campeonato de dos meses y medio. Por lo tanto voy a ejercer por lo que esperé un año solo dos meses y medio, eso me parece un disparate para toda una infraestructura de club, de formativas, de gente que se rompe el lomo para que el primero tenga competencia y solo juegues 75 días, ojalá algún día cambie.

¿Cuál es el planteamiento de juego que buscará el equipo?

Primero hay que amoldarse a los jugadores que tengo, ya de pique te digo que tengo jugadores de mucho nivel, hay jugadores de Liga en este equipo. No voy a nombrar a ninguno pero el mundo del básquet sabe que tengo jugadores de esa clase. Pero lo que a mí más me interesa es ser protagonista, sin importar la cancha y sin importar el rival. No puedo basar una temporada en una localía fuerte que podamos tener, sino qué necesitamos ser protagonistas en todas las canchas. Tengo mucha variante, hay frescura en el equipo que me la van a dar los chicos de formativas, con los cuales tenemos mucha confianza de que den la talla. Tenemos un buen trabajo en ambos lados de la cancha, defender duro y ser versátiles adelante, pero no creo que algún entrenador te diga algo distinto a esto, pero en definitiva me voy a apoyar en la calidad de los jugadores que trajimos y en los juveniles.

¿Cuánto pesa la localía de Olivol? Y además tenés jugadores de experiencia en el equipo cómo Diego Olivera que viene de ser campeón con Miramar del Metro y Emiliano González que está disputando el ascenso con Cordón. ¿Qué le pueden aportar estos jugadores al equipo?

La localía de Olivol es fuerte, la gente apoya, empuja y es un jugador más. Pero tenemos que saltar eso e ir a ser protagonistas en todas las canchas. Y lo otro va un poco de la mano con el armado de las temporadas en Uruguay. Diego llegó luego del título con Miramar, tuvimos la mala suerte de que se sintiera y todavía tengo unos días sin él. A Emiliano lo seguimos esperando y eso te da la pauta de que por más que empezamos hace casi un mes, no he podido entrenar con el plantel completo. Pero yo sé que los jugadores van a venir con hambre de gloria. Diego también es muy querido en el club y va a ser nuestro capitán.

¿Qué rol van a cumplir los juveniles dentro del plantel?

Yo arreglé muy temprano en el año y eso me permitió ver muchos partido del Sub-23. Olivol tiene la suerte de haber tenido una generación con muchísimo talento, pero el gran tema que hay con esa generación, es que hay jugadores que van a tener minutos que son Cadetes, qué tienen 16 años, pero con mucho talento. Tenemos mucha ilusión en ellos, pero tenemos que ser muy cuidadosos en el salto de la formación a lo competitivo y la cancha es la que va a marcar si están o no para dar la talla, esperemos que no sea muy temprano y que estén prontos para entrar.

¿Cómo ves el formato de disputa del torneo?

El formato es muy similar al del Metro, lo que me sigue rechinando, me hace mucho ruido y no me gusta es que el campeón no ascienda. Si ese que sale primero que salió campeón entre comillas, porque no va a subir, lo agarra 10 días malos puede tirar toda una temporada por esos días que te agarra bajando el nivel en el comienzo de los playoffs. Por lo tanto no me gusta, un buen armado del torneo no me gusta por ese gran detalle final. Me gustaría más cómo fue el Metro, Miramar campeón y el resto por playoffs para el segundo ascenso. Porque es raro jugar un torneo que si sos campeón no ganas nada y todavía vas a la zona más peligrosa de los cruces y simplemente con un bajón quedás fuera de competencia. El formato está bárbaro, solo habría que cambiar eso.

¿El primer rival es Marne, has podido ver algo?

Verlo no, aparte en estos amistosos previos al arranque del torneo no nos toca enfrentarlo. Pero “Pepe” (José Fernández) tiene muchos años en el club, es de ahí y eso le da un agregado extra y todos los equipos tienen cosas que los hacen difíciles, va a ser un torneo durísimo. Por suerte el fixture nos dio el partido en casa, porque la localía de Marne también es muy fuerte. Pero no hay que descuidar a nadie yo quiero ser protagonista en todas las canchas.

Para finalizar, ¿Qué rival ve fuerte y cual puede llegar a dar una sorpresa?

Para mí hay tres equipos que se armaron muy fuerte que son Urupán, Reducto y San Telmo. Cada uno con planteles largos, competitivos. El factor sorpresa se lo dejo a Capurro que siempre tiene un valor agregado que no sabés de donde lo saca pero siempre está.