Francia derrotó a Australia por 67 a 59 y se quedó con la medalla de bronce en China 2019. En el ganador se destacó Nando De Colo, pieza clave para que los galos repitieran la actuación del último Mundial.

Francia 67 - Australia 59

En el juego por el tercer puesto se veían las caras Francia y Australia. Estos dos equipos se habían enfrentado en el cierre de la segunda fase, siendo victoria para últimos mencionados por 100 a 98. En esa jornada, Patty Mills se destacó en el triunfador con 30 unidades, mientras que en el derrotado, Evan Fournier encestó 31 puntos. 

Los dirigidos por Andrej Lemanis comenzaron con Matthew Dellavedova, Patty Mills, Joe Ingles, Nick Kay y Andrew Bogut. Por su parte, los comandados por Vincent Collet saltaron a la cancha con Frank Ntilikina, Evan Fournier, Nicolas Batum, Amath M’Baye y Rudy Gobert. La terna arbitral la conformar el boricua Roberto Vázquez. el bosnio Ademir Zurapovic y el filipino Ferdinand Pascual.

El encuentro disputado en el Wukesong Sport Center de la ciudad de Beijing, presentó un comienzo bastante luchado, en el cual las defensas superaban a los ataques. Con el correr de los minutos, la selección oceánica fue encontrando tiros claros, la mayoría de ellos a través de Patty Mills, que les daban la posibilidad de abrir la primera ventaja del partido. Tal y como ocurrió en la semifinal ante Argentina, los europeos volvían a tener a un Rudy Gobert en un bajo nivel. El pívot de los Utah Jazz abandonó prematuramente el rectángulo, ya que se hizo pitar una tonta falta técnica, luego de haber cometido una falta ofensiva sobre Matthew Dellavedova.

Con los buenos ingresos desde el banco de suplentes de Nando De Colo y Vincent Poirier, el conjunto francés parecía concretar una reacción en los primeros compases del segundo cuarto. En ese momento, los australianos le dieron la bola a Joe Ingles, para que él fuera el encargado de generar la mayoría de las ofensivas del equipo, lo que terminó siendo importante para mantenerse al frente en el score. El nacido en Adelaide había tenido un pobre desempeño en el duelo ante España, por lo tanto, salió a disputar el juego por el tercer puesto con un objetivo claro en mente, darle a su país la primera medalla en este tipo de competición. Los primeros 20 minutos se fueron con los representantes del continente asiático al frente en cifras de 30 a 21.

En el inicio de la segunda mitad los Boomers salieron decididos a mantener la intensidad que habían mostrado durante toda la etapa inicial. Con un par de anotaciones de Ingles y Landale, lograron sacar una renta de 15 puntos (38-23). No obstante, los galos no se dejaron quebrar y en un corto lapso colocaron un parcial de 15-6, que les permitía seguir soñando con la presea de bronce. En dicha remontada fue importante la figura del jugador con más experiencia del equipo, Nicolas Batum, que puso un par de bombas a 45°. Al finalizar el tercer periodo, los de Europa Occidental se habían colocado a cuatro unidades, dejando un manto de incertidumbre de cara a los diez minutos finales.

Con un 8-0 en el arranque del último cuarto, los dirigidos por Vincent Collet consiguieron pasar al frente por primera vez en la tarde China. Para sacar a su selección del pozo profundo en el cual habían caído, tuvo que aparecer en todo su esplendor Patty Mills, desaparecido desde aquel gran inicio de encuentro. En el final, los comandados por Andrej Lemanis cometieron una cantidad industrial de errores, que fueron bien capitalizados por su adversario, que con un par de triples seguidos de Andrew Albicy, sentenciaron el trámite. Finalmente, Francia se llevó la victoria por 67 a 59 y de esa manera se quedó con la medalla de bronce, repitiendo la actuación de España 2014.

En el ganador sobresalió la figura de Nando De Colo, que encestó 19 puntos, secundado por Evan Fournier con 16 tantos y 5 rebotes. Por el lado del perdedor, Joe Ingles terminó como máximo anotador con 17 unidades.

PIM-PAM-PUM

🔥 MVP 🔥

El ex jugador de los San Antonio Spurs fue determinante en el triunfo de Francia sobre Australia. El nacido hace 32 años,  desde el banco de suplentes cambió por completo, a un equipo que estaba siendo superado claramente por su rival. Su agresividad a la hora de atacar el aro y su buena mano desde más allá de los 6.75 metros, hicieron que los galos dieran vuelta el partido y se quedaran con la medalla de bronce. El actual jugador del Fenerbahce turco finalizó el encuentro con 19 puntos en los casí 24 minutos que estuvo en cancha.

 

😮 LA SORPRESA 😮

En el peor momento de la selección francesa en el partido, apareció un jugador que había tenido un rendimiento bastante pobre en los últimos partidos. Andrew Albicy fue uno de los estandartes en la reacción de los dirigidos por Vincent Collet, siendo altamente productivo en ambos costados de la cancha. El base de 1.78 metros puso tres bombas, una en el tercer cuarto y dos en el último, incluyendo la que terminó de sentenciar el partido, ya que con ella, Francia logró abrir una renta de siete puntos con poco más de un minuto por disputar. 

 

😭 LA DECEPCIÓN 😭

Luego de haber tenido un Mundial soñado, la selección australiana sintió la presión en la etapa decisiva del torneo. En la semifinal ante España llegaron a tener una ventaja de 11 puntos en el tercer periodo, que no supieron mantener en el cierre y tras dos tiempos suplementarios cayeron ante los ibéricos. En la jornada de hoy, los comandados por Andrej Lemanis venían realizando un partido que rozaba la perfección. Con un gran trabajo tanto en defensa como en ataque, los Boomers habían logrado sacar una renta de 15 unidades en el inicio del tercer cuarto. Nuevamente, dicha diferencia fue neutralizada por su rival y por ende, el sueño de alcanzar su primera medalla en un Mundial se terminó evaporando. 

 

🏀 EL QUINTETO 🏀

Andrew Albicy (Francia), Nando De Colo (Francia), Nicolas Batum (Francia), Joe Ingles (Australia) y Vincent Poirier (Francia).

 

💿 BONUS TRACK 💿

Después de haber eliminado a Estados Unidos en cuartos de final, muchos de los especialistas creían que Francia se transformaba en el principal candidato a quedarse con el título. Sin embargo, luego de caer en semis ante Argentina, los europeos tuvieron que conformarse con jugar el encuentro por el tercer puesto ante Australia. Los comandados por Collet se quedaron con la medalla de bronce y de esa manera igualaron lo hecho en España 2014, en donde habían logrado la tercera posición, luego de vencer a Lituania en el partido consuelo.

.