La Selección viajó hacia Argentina para jugar amistosos ante Puerto Rico primero y luego ante el local, en la recta final de la preparación para los Panamericanos de Lima. Sobre el proceso realizado hasta ahora y lo que se viene dialogamos con Edgardo Kogan.

El entrenador hizo un resumen del trabajo realizado, al cual dividió en dos etapas: “Una primera de visualización de jugadores que queríamos tener con nosotros, ver cómo reaccionaban a determinadas cosas que planteábamos y ver qué nivel encontrábamos de ellos; y luego directamente el grupo que creíamos que nos iba a dar la posibilidad de competir en estos Panamericanos al cuál por diversos temas de lesiones y físicas tuvimos que ir variándolo, hasta encontrar este grupo de 12”.

También se refirió a cómo encontró al plantel y la posibilidad de transmitir lo que espera de los jugadores: “En los 14 entrenamientos que hemos tenido hasta ahora nos encontramos con respuestas positivas, hemos puesto mucha cosa, a lo cual han reaccionado bien. Esperamos poder estar a la altura del nivel con el que nos vamos a encontrar en los Panamericanos”.

Kogan se refirió a las bajas que tendrá Uruguay y al equipo que se conformó: “La realidad es que el jugador que no estaba al 100% no iba a ir a los Panamericanos. De hecho tuvimos que tomar determinaciones respecto a estas situaciones y entendimos que estos 12 jugadores que nos van a representar conforman un equipo que va a estar renovado, que nos va a dar en el tiempo la posibilidad de pelear cosas importantes”.

“Tenemos las mejores expectativas tanto para los amistosos como para los Panamericanos, sabiendo que en Lima nos vamos a encontrar con una oposición muy fuerte porque son equipos mundialistas y que van a usar el torneo como preparación, que nos llevan ventaja en un montón de aspectos, pero no lo usamos como excusa. Queremos ir en busca de lograr un buen resultado y estamos contentos con como el grupo se ha adaptado a lo que hemos planteado” dijo al respecto de lo que buscarán los celestes en el torneo.

Si bien el entrenador manifestó estar muy contento con todo el grupo, contó un poco más sobre las caras nuevas del equipo, comenzando por Uriel Trocki: “Es un jugador de rol, que trabaja muchísimo para el resto, genera a partir de sus cortinas situaciones de ventaja para los demás e inclusive cuando cae generalmente cierra bien con cualquiera de sus dos manos. Quizá le faltarían centímetros para cubrir el puesto de pívot pero nos puede dar un recambio importante en el juego interno, desde su condición físico-atlética nos da una energía importante en un lugar de la cancha en que adolecemos centímetros”.

También se refirió a la llegada de Santiago Vescovi a la selección mayor: “Ha venido muy bien, en un nivel altísimo, nos ha impresionado de muy buena manera. Tiene un uno contra uno muy fuerte, le falta todavía un poco de lectura del básquetbol FIBA porque viene de un juego un poco distinto, pero tiene un potencial gigantesco desde lo individual. Esperemos poder apoyarnos en sus minutos de calidad para crecer también en el equipo”.

Para terminar, consultamos a Kogan sobre sus sensaciones en la previa a su primer torneo como entrenador jefe celeste: “Me encuentra muy tranquilo, tenemos un montón de cosas por delante y esta es la primera. El camino por recorrer no va a ser sencillo y tenemos que tener serenidad y madurez, con mesura y sabiendo hacia dónde vamos. La idea es tomarlo con la mayor responsabilidad, pero también poder disfrutarlo desde el lugar que a uno le toca”.