Miramar venció cómodamente a Welcome 102-81 en condición de local, lo que le permite seguir bien arriba en las posiciones y preparar de manera inmejorable el clásico del próximo viernes.

Resumen del partido

Los primeros diez minutos de juego fueron muy entretenidos. Miramar tenía la clara misión de cargar abajo con Riauka y jugar a partir de él. El juego comenzó con alguna ventaja para el Monito, que rápidamente descontó Welcome, llegando incluso a pasar al frente. Garbarino y Cousté fueron las grandes figuras ofensivas del equipo de Pereira, que yendo agresivamente al aro sacó los mejores réditos aprovechando una floja defensa de su rival. Por el lado del locatario, goleo muy repartido, algún bombazo de Trelles y Wohlwend o conversiones abajo del lituano. Los del Parque Rodó, cerraron mejor el primer chico, ganando el mismo 23-19.

Yaquinta mandó al rectángulo de juego a Gallo para frenar a Garbarino que estaba insoportable. Con un doble de Amaral, la renta se extendió a seis, que rápidamente fue esfumó con un 8-0 con dos bombas consecutivas de Trelles y un doble de Riauka, que obligó a Pereira a solicitar minuto. Hubo un buen ingreso de Piñeiro que trajo gol en su mano, para que Welcome pase al frente por mínima. Miramar mejoró muchísimo atrás, ajustando y corriendo de muy buena manera la cancha con un soberbio Trelles y un muy buen pasaje de Soto, para colocar un 9-0 y abrir ocho puntos de renta. Welcome no le encontraba la vuelta al juego y le costaba una enormidad anotar, cortando la sequía Amaral. Un nuevo triple sobre la chicharra del “14” de Miramar le permitió a su equipo irse al descanso largo 46-37 arriba.

El dueño de casa salió al complemento decidido a pegar la piña de knock out y el encargado fue Viotti, que puso dos triples seguidos en un abrir y cerrar de ojos, para abrir 15. El Monito no quería saber nada con quitar el pie del acelerador, y el que aparecía en escena era Gallo de muy buen juego. Miramar jugaba muy buen basquetbol, pasándose muy bien la naranja y tomando siempre el mejor tiro. Welcome luchaba, con impulsos individuales y sin ideas, siendo las diferencias con el correr de los minutos indescontables. Sobre el final del tercer cuarto el ambiente en cancha se complicó, innecesariamente con un partido que ya no daba para nada, terminando el tercer periodo con 27 unidades de diferencia entre uno y otro equipo, 83-56.

Claramente el juego estaba más que sentenciado para el último cuarto, que sirvió con el paso de los minutos para que ambos entrenadores pusieran en cancha a quienes menos minutos tienen. Noche redonda para Miramar que ganó holgadamente y llega muy bien al clásico. Por el lado de Welcome, la situación es muy preocupante

UNO x UNO

MIRAMAR

Wohlwend (6): Buen partido. Trelles (8): Destacado, 20 puntos en la primera parte. En el segundo cuarto, vio el aro como una piscina. Botta (4): El juego no pasó por el. Soto (5): No arrancó bien, tuvo un buen segundo cuarto en su reingreso. Riauka (7): Muy difícil de defender abajo. El equipo juega a partir de él. Gallo (7): Entró notable, logró frenar a Garbarino para después aportar su gol. Viotti: (7): Con su prodigiosa muñeca sentenció el encuentro. Rodríguez (4): Entró en sintonía con el equipo. Marotta (4): Aceptable. Fernández, Aspirot, García (-): Pocos minutos. Yaquinta (7): Ajustó la defensa a tiempo. Acertó con el ingreso de Gallo en la defensa y siempre encontró respuestas. Criteriosa rotación.

WELCOME

Planells (2): Intrascendente. Garbarino(6): Su arranque fue soberbio, se apagó poco a poco. Cousté (6): Buen partido. Amaral (6): Correcto. Aportó muchísimo mientras hubo partido. Cook (3): Sumó con el partido sentenciado. Piñeiro(5): Ingresó bien, se apagó como el resto del equipo. Arrillaga (3): Entró con el partido liquidado. Pintos, Panelli, Ressi Gómez (-): Pocos minutos. Pereira (2): No le encontró la vuelta al partido. Demoró en pedir minutos de tiempo cuando le abrieron importantes diferencias y manejó la rotación de mala manera, con ingresos de jugadores muy tarde.

EL VAR

Olivera, Haller, Pérez (5): No tuvieron incidencia en el resultado ya que se abrió muy rápido el juego. El juego se picó innecesariamente, podrían haber evitado algunas situaciones.

_______________________

Lo destacado

Miramar ganó de muy buena manera siendo muy superior a Welcome. Además del triunfo mostró un muy buen basquetbol. Sabe a lo que juega, cada uno tiene su rol clarísimo y lo aplica al pie de la letra. Además, a lo largo de la noche hubo momentos de varios de los jugadores. Los “monitos” son un verdadero equipo, no existen los egoísmos, se pasan la bola y toma el tiro el mejor ubicado: ¡repartió 22 asistencias! Dormí tranquilo Esteban…

Lo distinto

Miramar cómo la gran mayoría de los equipos que juegan el Metro, es de barrio. En los partidos es infaltable el fuego prendido con hamburguesas y chorizos por vender, para colaborar con el club. El fuego fue un claro reflejo del partido, que estuvo encendido 20 minutos solamente, misma cantidad de minutos que duró el partido, luego se apagó. Se ve que en el entretiempo los hinchas arrasaron con los productos de la cantina…