Miramar logró sacar un duro juego ante Colón. En un trámite que comenzó adverso, aparecieron soluciones en el banco de suplentes, que le permitieron al Mono empezar a revertir el encuentro. Tras el juego, Básquet Total habló con la cabeza detrás de este equipo, Esteban Yaquinta.

Sus dirigidos consiguieron un punto fundamental y el domingo van por la punta del campeonato. Consultado por si esperaba un arranque así dijo: “No, sinceramente no, pero siempre trabajamos para lo máximo. Nosotros antes del campeonato habíamos dicho en nota con ustedes que los objetivos son los máximos. Antes de el campeonato tenés que ir a buscar todo y el mismo torneo te va poniendo en el lugar que te tiene que tocar. Con esa mentalidad, los chicos han ido trabajando muy fuerte. Creo que somos una de las mejores defensas del campeonato en este momento y eso es lo que nos está dando de comer para estar ahí de estar primeros”.

Yaquinta recalcó el apuntar a lo máximo y nos contó con que se ilusiona el plantel con este arranque: “Ahora justo estábamos hablando que nos toca con Cordón un pico que es muy difícil, de visitante pero vamos a hacer todo lo posible por ganar ese punto y llegar a la punta. Lo primero que queríamos es clasificar arriba, yo creo que temprano en el campeonato estamos logrando ese objetivo, estamos con un colchón de puntos bastante importante; y después de clasificar, soñar ¿por qué no? Con todas las cosas que están pasando este Metro en otros planteles, si nos mantenemos fuertes y unidos podemos llegar a ser la sorpresa”.

Como a lo largo de las últimas temporadas, Miramar sigue sorprendiendo en El Metro y Yaquinta contó las claves: “Es trabajo grupal. Manejar valores de grupo antes que lo deportivo, hemos tenido la posibilidad a veces de traer algunos jugadores de más cartel que otros que tenemos, pero hemos siempre preferido la unidad que tiene Miramar. De hecho estamos en un presupuesto muy bajo, de los más del torneo, sin embargo hay jugadores que quisieron volver a jugar con nosotros igual, de repente ganando menos que los que les ofrecían otros equipos. Eso habla muy bien de todo, de ellos y es la clave de esa mística que estamos logrando con Miramar”.

También se refirió al gran ingreso de Matías Gallo que fue figura en un momento personal complicado: “Matías está jugando muy bien. El otro día venía de jugar muy poquito contra Larre Borges, de una forma injusta por el rendimiento que está teniendo él, pero Santiago Wohlwend había jugado tan bien ese partido que era muy difícil sacarlo. Nos tiene muy contentos, es un chico que ya es uno más de la familia de Miramar y hoy el triunfo se lo dedicamos a él porque tuvo la desgracia de perder a su abuelo ayer”.

Del lituano Riauka dejó las siguientes palabras: “Tuvimos la suerte de encontrarlo, porque era difícil apostar a un jugador de esa nacionalidad, pero cuando vimos sus números y que había jugado en LEB Oro nos convencimos, porque todos los jugadores que juegan ahí algo tienen. Ni bien vino, su personalidad nos atrapó a todos. Estamos todos los jugadores y cuerpo técnico aprendiendo de él porque es un señor jugador de básquet y creo que debería quedarse en Uruguay, espero que lo haga. Él tiene ofertas de Chile, de Europa para que vuelva. Ya ha habido algún sondeo de Liga pero a mí me encantaría que se quedara acá en Uruguay porque va a triunfar, es muy joven”.