Malvín derrotó a Hebraica Macabi como visitante. Florencia Somma fue parte importante del triunfo y terminado el juego habló con Básquet Total.

En un juego donde influyó todo, la energía de las rivales, el juego duro y el frío que pesó en cada una de las protagonistas, Malvín fue más fuerte y se llevó el partido: “El frío es igual para todas, pero obviamente que cuesta un poco más entrar en calor. También un juego de repente no tan vistoso para el afuera y si un juego más raspado. Logramos sacar la diferencia, la mantuvimos y en ese sentido el partido no corrió riesgo.”

Florencia habló de como esta sintiendo este torneo el conjunto de la playa, que lo tiene una vez más cómo candidato: “Nosotras estamos tratando de reconstruir este equipo que el año pasado comenzó con un recambio generacional y venimos trabajando sobre eso, enfocándonos en nosotras, las cosas que tenemos que hacer, la identidad de juego que queremos que nos represente. Después, obviamente dependiendo el rival que enfrentemos es de la manera que vamos a ajustar la parte defensiva y en ataque tratar de fluir de la mejor manera.”

Somma también comentó su sentir sobre el crecimiento del básquet femenino en el país, la llegada de más equipos y mayor paridad en la liga: “Me parece buenísimo que el femenino crezca. Es una frase que se repite por todos lados pero es algo bueno que pase y que pase con hechos. Bienvenidos sean la mayor cantidad de equipos que se puedan sumar, toda la gente que quiera trabajar también.” También habló de la suma de Remeros a esta parte del torneo: “Me parece genial que se haya sumado Remeros, tienen un grupo de jugadoras bastante experientes, eso le hace bien al básquetbol femenino, al menos a nosotras el viajar e ir a jugar allá es algo que está bueno y enaltece la competencia.”

Además habló sobre el cambio generacional natural que se está dando no solo en Malvín, sino en todo el femenino y como muchas más chicas tienen la posibilidad de empaparse de este deporte desde muy chicas: “Ni que hablar que hay que apuntar a la formación de las más chicas. Nosotras que pertenecemos a la generación de las mayores todas tuvimos nuestro momento de formación en el club; con mucha competencia a nivel internacional, teníamos la posibilidad de competir en todas las categorías, participar en la liga masculina que eso te da otro roce porque físicamente hay muchas diferencias. También tuvimos la posibilidad de ir a competir a la liga argentina, algo muy resaltable en nuestra generación y debemos ser bastante conscientes y agradecidas del desarrollo que pudimos tener con lo que era el medio. Entonces que ahora las chicas puedan estar teniendo una gran formación, no solo por los profesionales que están hoy en el femenino, sino por la paridad de la competencia me parece que esta bárbaro. A nivel general, todas las que están teniendo sus primeras armas en mayores lo están haciendo bien en todos los clubes. Con respecto a Malvín las chicas lo hacen bárbaro y muchas veces son ellas las que nos impulsan a nosotras y tienen toda nuestra confianza. Somos un equipo parejo sin egoísmo, no importa quien la tire sino que importa buscar el mejor tiro.”