Malvin venció a Trouville en cifras de 80-74 en condición de local, consiguiendo un nuevo triunfo tras dos derrotas consecutivas.

El partido comenzó con buenos porcentajes de acierto desde el perímetro para Trouville, con Curbelo y Viacava en el goleo y tomando una ventaja de 9-2. Poco le duró el buen momento al rojo, que redujo su ofensiva solamente a tomar tiros desde más allá de los 6.75, equivocadamente en lugar de atacar el aro agresivamente. Esto fue aprovechado de buena manera por el playero, que con Coelho y Acosta siendo importantes y un trabajo más que correcto en defensa colocó un 17-1, llegando a estar 19-10 arriba en el score sacando provecho a la llamativa fragilidad defensiva de Trouville, que hacía agua por todos lados. Tras cuatro minutos sin convertir, Fernández cortó la sequía para el visitante que terminó el primer cuarto abajo, 21-12.

El comienzo del segundo período tuvo la misma tendencia y Malvín se fue 12 arriba. El playero tenía dominado a su rival, que en ataque era muy pobre, debiendo Sapio pedir un minuto para reacomodar a su equipo. El mismo tuvo un efecto muy positivo y Trouville no sólo mejoró enormemente la labor defensiva, mostrando otra agresividad sino que en ataque fue un equipo muy solidario pasando la pelota y tomando el mejor tiro posible, permitiéndole esto con buenas apariciones de Souza, Fernández y un soberbio pasaje de Curbelo no solo pasar al frente, sino que extender su ventaja a cuatro unidades, 33-29 con dos minutos para finalizar el primer tiempo. Rápidamente el equipo dirigido por el Chato Martínez, salió de su crítico momento encontrando un gol y foul de Previatti, libres de Rivas y un triple de Acosta sobre la chicharra para irse al descanso largo 36-33 liderando el marcador.

En el complemento el dueño de casa volvió a ser superior. La dupla Gonzalez - Coelho fue mucho para la defensa roja. En Trouville una vez más era todo forzado, Curbelo mantenía a su equipo en partido haciéndose presente en el goleo pero con impulsos individuales. El playero aprovechó cada una de las pérdidas de su rival, castigándolas con conversiones para tomar 10 puntos de renta, que no pudo mantener ya que ingresaron a los últimos diez minutos de juego 57-52.

Así como la mayoría del juego, el azul de la playa dominó más acciones en el último período . Trouville continuó perdiendo muchas pelotas de forma muy infantil y Malvín sacando rédito del mal balance defensivo y corriendo llegó a sacar 12 promediando el cuarto. Los dirigidos por Sapio intentaron su última reacción y con un 5-0 con Viacava como abanderado se colocó a siete unidades. El juego parecía liquidado, con 3.30 por jugar la diferencia entre los equipos era de 11 unidades, pero el rojo tenía una bala más. Un parcial de 7-0 sobre el final, con conversión de Souza y un triple de Curbelo le pusieron suspenso al juego reduciendo la ventaja a cuatro, 74-70 con un minuto y fracción por jugar. Pero quedó ahí, ya que Malvín pudo salir correctamente de la presión que le propuso su rival y cerró de buena manera el partido.

En la victoria del playero se destacó Rodrigo Coelho con 17 puntos en su cuenta personal. Guillermo Curbelo en el perdedor, convirtió 23.