En un partido muy trabado Larre Borges mantuvo el invicto ante Danubio de visitante. Martín Rojas fue figura en el equipo de la Unión y habló con Básquet Total terminado el partido.

Sobre las primeras sensaciones del partido una vez finalizado dijo: “Se dio el partido que esperábamos con un rival complicado en una cancha difícil. Además nosotros intuíamos que se iba a poner fuerte porque Peñarol había perdido el invicto y para nosotros era importante dar el paso, también Danubio venía con un extranjero nuevo y todo eso hizo un partido fuerte que gracias a Dios lo sacamos adelante”.

Consultado por donde pasó la clave, Rojas manifestó: “Tuvimos un primer tiempo flojo en defensa, en un momento les pudimos sacar 10, pero bien cómo cuadro aguerrido nos trajeron el partido. Por eso la clave pasó por la defensa, más que nada del último cuarto dónde pusimos todos como enfermos para ganarlo”.

Con este triunfo Larre mantiene la punta y el invicto tras cinco victorias: “Seguimos de cara al primer objetivo pero no hay que enloquecerse, tenemos que pensar que esto es partido a partido. Ahora tenemos un rival difícil cómo Tabaré, y ya hay que pensar en ese partido del viernes”.

Martín también contó como se está sintiendo en este metro defendiendo al aurinegro tras su gran Liga 2018/19 con Biguá: “Estoy contento, siempre uno intenta jugar lo más que pueda, intenta dar todo y cuanto más se pueda jugar mejor es para el jugador. Estoy muy feliz con el club, la gente y los minutos que estoy teniendo”.

De esto se animó a dar una opinión desde adentro de la diferencia de jugar Liga y jugar Metro: “Este es un juego más aguerrido, el Metro tiene un juego más físico por más que hay jugadores de gran nivel. Personalmente lo veo muy parecido a la Liga pero más aguerrido”.