Uruguay le ganó a Ecuador 62-56 por el Sudamericano U14 y consiguió su primer triunfo en el certamen.

Ecuador comenzó mejor en el encuentro, con un parcial de 9-3 en los primero cuatro minutos del partido. A los de Javier Isis le costó entrar en caja, pero de la mano de Vasilic y Antúnez, respondió con un 8-2 la celeste para igual en 11. Dentro de un chico de rachas, los ecuatorianos cerraron mejor, estuvieron fuertes en defensa y se fueron 18-12 al primer descanso.

En el segundo se dio la reacción celeste. Fundamentada en la defensa colectiva, intensa y efectiva. Uruguay corrió la cancha y movió bien la bola en las ofensivas estacionadas. Vasilic siguió siendo el líder ofensivo, mientras que hubo una mano fundamental de Joaquín Lamas llegando desde el banco. Además el rendimiento de Alves fue importante en la toma de rebotes. La celeste se fue al entretiempo 32-26 arriba.

Uruguay arrancó muy bien el tercer cuarto, con movilidad de bola para sacar hasta nueve de renta aprovechando algún error rival y tomando rebotes ofensivos que llevaron a segundos tiros. Además tomó tiros a pie firme de 6.75 con buenos números. Tras el minuto, Ecuador reaccionó, mejorando de atrás hacia adelante, dentro de un trámite más trancado del encuentro en general, quienes vistieron de blanco se pusieron a cinco. Un buen cierre de Lamas´, sumado a un doble de bandeja pasada de Galeano le permitió a Uruguay cerrar 49-41 de cara al último.

Los primeros tres minutos del período final fueron de ida y vuelta. Se pensó poco dentro de un ritmo que no le servía a los de Isis. En río revuelto los ecuatorianos aprovecharon y pese a la desprolijidad pasaron 52-51, con una defensa de triángulo dos y mucha presión sobre el portador de balón.

Los de Isis empezaron a cargar, sacar faltas, y una bomba fundamental de Pietro Vázquez le dio la chance de pasar nuevamente en el score. Ecuador, con libres llegó a colocarse a mínima, pero una bomba de Joaquín Lamas a falta de 41 segundos le dio cuatro de renta a la celeste. Tras el minuto ecuatoriano, la presión llevó a que estuvieran cinco segundos sin sacar. La cantidad de libres errados no permitió liquidarlo antes, de todas formas los de Isis terminaron ganando 62-56.