Peñarol logró su tercera victoria consecutiva en El Metro venciendo a Tabaré en el gimnasio del Indio y tras el cotejo charlamos con Agustín Zuvich, figura del carbonero.

Sobre la importancia de empezar con una racha ganadora y la dificultad del encuentro,Agustín expresó: “Fue un partido muy duro, ellos venían de perder dos partidos consecutivos y sabíamos que hoy iban a salir a querer pasarnos por arriba. Se notó en la cancha. Los dos primeros cuartos no estuvimos tan intensos y en el segundo tiempo salimos con todo; a apretar arriba e intentar contraatacar. Anulamos bien a Facundo (Medina) y lo pudimos llevar”.

Acerca de su vuelta al básquet uruguayo, el interno dijo: “Me siento muy bien. La experiencia en Argentina me sirvió mucho y fue positivo para mi carrera. Intentaré plasmar lo aprendido acá y estar en Peñarol es muy lindo”.

El ex Hebraica Macabi y Cordón tuvo una noche soñada en triples (5/5) y desde su llegada al mirasol se ha visto una mejora en ese rubro: “Es algo que todos los técnicos me han remarcado. Que me quede tirando, que me anime y suba mi porcentaje. En Argentina me lo pidieron mucho porque allá todos tiran y meten, entonces tuve que entrenar mucho y voy a seguir haciéndolo para mejorar aún más”.

La jugada ‘cuerno bajo’ fue una de las mas efectivas frente a Tabaré y que tiene a Zuvich como uno de los partícipes principales: “No la puedo explicar porque la van a scoutear (risas) pero es para que yo juegue el alto-bajo con Khapri que es una bestia ahí abajo. Hoy por suerte nos sirvió y fue importante en momentos claves del juego”.

Para finalizar, la figura peñarolense hizo mención a la parcialidad de ambos clubes que se hicieron sentir en el gimnasio de Tabaré: “Es hermoso. Venís medio mal en el partido y te levantan alentando. Hoy estábamos calentando antes del partido y se me erizaba la piel. Hay que destacar a la hinchada de Tabaré también porque hoy la verdad las dos parcialidades cantaron y ojalá que sea siempre así porque suma mucho al espectáculo”.