Malvín derrotó 77-72 a Hebraica Macabi en condición de local por la primera fecha de la Ronda Título y se repuso de la última caída ante Bohemios.

Los primeros minutos de juego fueron desprolijos, con Florencia Somma y Victoria Pereyra como goleadoras de sus respectivos equipos, Malvín vencía 6-5. Con el correr del juego, las dueñas de casa comenzaron a fluir en ataque, además dominaba el rebote ofensivo y  con buenos movimientos de balón y aciertos  desde más allá de los 6.75 en manos de Emilia Larre Borges y Fernández, el score marcaba 14-5 lo que obligó a Luís Pierri a solicitar su primer minuto de tiempo. Hebraica no le encontraba la vuelta, tomaba decisiones apresuradas y estuvo más de cuatro minutos sin poder anotar. Dicha sequía fue aprovechada por su rival, que siguió certero desde el perímetro con Somma y Bello. Quién volvió a anotar para Hebraica fue Da Costa, finalizando los primeros diez minutos de juego 20-7.

La Playa continuaba dominando el juego con claridad. En el inicio del segundo período administraba la ventaja pero el desarrollo del mismo con el paso de los minutos comenzó a cambiar. Victoria Pereyra era la responsable y una pesadilla para la defensa playera, ya que con 8 unidades casi consecutivas, le permitió a su equipo acortar la brecha. Otro aspecto importante, es que el macabeo pudo acomodarse en su defensa zonal, cerrarse correctamente y ganar el rebote defensivo,  algo que sufrió mucho en el comienzo. Pierina Rossi elevó la intensidad y Joaquina Gregorio secundó de buena manera ofensivamente a Pereyra, y así Macabi logró colocarse tan sólo a 5 unidades, 27-22 entrando a los minutos finales de la primera parte.  Los problemas y la falta de generación de juego se trasladaban a Malvín, costándole mucho poder anotar en el 5×5.  A pesar de que Pereyra siguió anotando (18 unidades en el segundo cuarto), fueron las Fernández las que le permitieron al playero tomar nuevamente una renta de 10 unidades, que fue descontada por Rossi que colocó un triple sobre la chicharra para irse al descanso largo 38-31.

El arranque del complemento volvió a mostrar mejor al equipo de Serdio. Resolvió de mejor manera la defensa zonal que tanto le había costado en el segundo cuarto, moviendo bien la pelota y manejaba una vez más los hilos del partido. Además gozó de buenos rendimientos de varias de sus jugadoras, como Somma y Larre Borges entre otras, algo que no pasó en Macabi, ya que a Pereyra por muchos momentos le faltó una socia en ataque. Malvín dominaba, el macabeo luchaba e ingresaba al último cuarto perdiendo por 56-45.

Las playeras parecían rápidamente encaminar su triunfo, sacando 14 unidades de ventaja a falta de 8 minutos. Una vez más en la noche y lejos de bajar los brazos en el momento más complejo, Hebraica con un parcial de 8-0 con apariciones de Gomensoro, Da Costa y Gregorio, poniéndole suspenso al desenlace del juego. La reacción quedó ahí, Somma sacó a relucir toda su experiencia y jerarquía convirtiendo en ofensivas consecutivas y sentenció el juego a pesar de que el rival siguió luchando. Merecido y sufrido triunfo para Malvín.

En materia de goleo, Florencia Somma aportó 24 unidades, siendo muy bien secundada por Larre Borges con 17. En el equipo perdedor, fue soberbio lo realizado por Victoria Pereyra que finalizó con 35 puntos en su cuenta personal.