Nuevamente sin Kevin Durant, Golden State Warriors venció a Portland Trail Blazers 114-111 por las Finales de Conferencia del oeste y puso la serie 2-0 a su favor.

Segundo partido consecutivo en el Oracle Arena de Oakland, donde el local llegaba con la baja de Kevin Durant debido a una lesión. Andre Igoudala supliría al alero y el comienzo del cotejo fue a puro triple. Como nos tienen acostumbrados.

Dos bombas consecutivas de CJ McCollum hicieron que Portland abriera cinco en el amanencer del juego. Steph Curry y Klay Thompson no se quedarían atrás y desde más allá de la línea del triple también empezaban a castigar y lograron empatar el juego. Ritmo altísimo en el inicio y pobre defensa de Golden State en transición. 31-29 al frente Trail Blazers finalizado el primer chico.

El segundo período fue todo de la visita. Warriors movió el banco y no encontró respuestas mientras que los ingresos de Seth Curry y Rodney Hood en el equipo de Terry Stotts dieron una gran mano en ofensiva. Con un triple de Lillard y un doble rápido del menor de los Curry Portla abría la máxima de 17 en el partido. Blazers controló el rebote ofensivo y estuvo imparable a distancia (11/22 en triples). Se fueron con 15 de ventaja al descanso largo. 65-50.

Trail Blazers en el tercer cuarto perdió el control del partido. Se apresuró en tomar los tiros y no aprovechó para acrecentar su ventaja. McCollum no estuvo fino y los "Splash Brothers" aparecieron para, ya desde el arranque del complemento, ponerse nuevamente en partido. Con dos triplazos de Thompson lograban colocarse a un doble. Harkless tuvo que auxiliar a Trail Blazers en ataque pero no daría frutos porque era el momento de Klay. Triple del número 11 y pasó al frente el vigente bicampeón en la mitad del cuarto.

El equipo que mejor juega los terceros períodos tuvo en los pick and roll y la búsqueda de espacios para sus tiradores las principales armas para anotar 39 puntos en el penúltimo cuarto; El cual terminaría empatado en 89 gracias a dos tiros libres de Lillard.

Meyers Leonard tuvo una gran participación en el elenco visitante con buenos lanzamientos tras salidas de cortinas indirectas muy bien ejecutadas. Con conversiones suyas Portland logró pasar por faltando cinco tres minutos. 108-103.

En el cierre hubo un estupendo trabajo de Draymond Green, que sumado a los seis puntos corridos de Steph Curry, dominaron el ataque de Warriors y faltando medio minuto estaban al frente del score por un triple. Lillard tuvo la oportunidad de empatarlo pero los nervios de acero del señor Andre Igoudala no se lo permitieron. Le sacó la pelota de las manos como un caramelo a un niño y con ese robo más el parcial de 14-3 en los minutos finales selló la victoria de Warriors. 114-111 el resultado final. Ahora la serie se mudará al Moda Center de Portland, el próximo sábado.

En Golden State se destacó Stephen Curry con 37 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias. Klay Thompson aportó 24 puntos mientras que Draymond Green terminó con 16 puntos y 10 rebotes.

Los goleadores de Portland fueron Damian Lillard y CJ McCollum con 23 y 22 puntos respectivamente. Seth Curry colaboró con 16 unidades desde el banco.