Marcos Cabot fue gran figura en el triunfo de Malvín sobre Urunday, además de lo que hizo durante el partido colocó un triple fundamental para asegurar el primer punto de la serie.

El base contó las primeras sensaciones luego de colocar la llave 1-0: “Estoy muy contento por la victoria, nos da tiempo para trabajar que es fundamental. Somos equipos parejos, tuvimos una Liga similar, estamos preparados para que sea una guerra, una batalla, porque respetamos muchísimo a Urunday”.

Malvín, más allá de pasar de fase, aspira a ser regular en su caudal de juego colectivo, así lo ve Cabot: “Cambiamos extranjeros en semifinales que no es lo ideal faltando tan poco para el final, no es lo recomendable. Ojalá que nos den lo que estamos esperando, sabemos que tienen calidad, esperemos que nuestra mejor versión se vea pronto”.

Sobre los primeros días con los nuevos foráneos, contó: “Con Blair tuvimos tres/cuatro entrenamientos, lo conocíamos muy poco. Millsap tuvo una sola práctica, que fue de tiro, le mostramos los sistemas pero casi no sabíamos si era zurdo o derecho. Esta semana los vamos a conocer e insertar en el equipo, para conocerlos bien en que lugar y que cosas nos pueden aportar. Aun así demostraron cosas interesantes, entienden el juego, saben leer las ventajas, los dos tienen muchas credenciales”.

Junto a Mazzarino, Cabot está tomando el rol de definir las bolas importantes, ayer puso un triple clave: “Tenía mucha confianza para ese último tiro, todos las tenemos, Nico me la dio, y por suerte me tocó meterla”.