San Pablo Burgos aplastó como local al Fuenlabrada por la 26° jornada de la Liga ACB. El equipo de Bruno Fitipaldo se metió nuevamente en la lucha por un lugar en los playoffs.

El encuentro disputado en el Coliseum Burgos presentó un comienzo bastante equilibrado, en el cual ambos equipos intentaban plasmar en el parquet sus principales atributos ofensivos. El elenco local lastimaba con las penetraciones de Branden Frazier, mientras que el conjunto visitante dañaba con los lanzamientos a distancia de Francisco Cruz e Ian O’Leary. Entre el cierre del primer cuarto y el arranque del segundo, San Pablo colocó un contundente parcial de 26-10, que le daba la posibilidad de abrir una interesante ventaja. En dicho pasaje era importante lo que generaban en el pick and roll Bruno Fitipaldo y Augusto Lima. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 51 a 30.

En el tercer periodo se pudo observar un trámite sumamente abierto, en donde las defensas brillaban por su ausencia y los jugadores que llegaban desde el banco de suplentes aportaban soluciones a ambos entrenadores. Los dirigidos por Diego Epifanio encontraron gol a través de Vlatko Cancar y Javi Vega, por su parte, los comandados por Jota Cuspinera disfrutaban de un Luka Rupnik totalmente encendido. Al iniciar el último cuarto, el locatario tenía a su favor una renta de 19 puntos, por lo tanto, el resto del partido estaba absolutamente de sobra. Finalmente, San Pablo Burgos se quedó con el triunfo por 99 a 76 y de esa manera trepó a la undécima colocación con un récord de 12-14, a dos victorias de Zaragoza y Manresa, que hasta el momento ocupan los puestos siete y ocho que dan clasificación a los playoffs.

En el ganador se destacó la actuación de Branden Frazier, que anotó 16 puntos, bien acompañado por Augusto Lima con 13 tantos y 7 rebotes. Por el lado del perdedor, el esloveno Luka Rupnik terminó como máximo anotador con 17 unidades.

El base uruguayo Bruno Fitipaldo permaneció 19:27 minutos en el rectángulo, aportando 5 puntos (0/1 triples, 2/4 dobles y 1/1 libres), 2 rebotes, 4 asistencias, 1 recupero y 3 faltas recibidas, para una valoración de 7.

El próximo juego del conjunto burgalés será dentro de una semana, cuando en condición de visitante tenga que enfrentar al Joventut de Badalona.