Con una enorme actuación de Marcos Marotta, Trouville venció a Urunday Universitario por 71-66 y puso la serie 1-0.

Resumen del partido

El inicio del partido fue muy favorable para Urunday, quizás no reflejándolo en el score pero sí en el juego. El estudioso tuvo en Tyrone Lee la figura, defendiendo casi a la perfección el pick and roll y asumiendo muy bien el mismo en ataque, bien acompañado por Emilio y Crawford, el verde se fue al segundo cuarto ganando 22-16.

Ya en los segundos diez minutos el trámite cambió, el juego se tornó un tanto más desprolijo y ambos no tomaron las mejores opciones de tiro posibles. Por su parte Trouville abusó del tiro exterior, sufrió en el poste bajo con los internos del estudioso, que cargó constantemente con Crawford en el pick y padeció la rápida salida por tres faltas de Harrison. Dentro de todo el trámite desprolijo, Emilio Taboada le puso claridad y calidad al partido para que Urunday se vaya al descanso ganando 35-26.

El complemento arrancó todo rojo, con un parcial de 9-2 de la mano de Robinson y Cáceres, Trouville rápidamente se puso en partido. Luego de esto, el estudioso volvió a dominar el score con la dupla Taboada-Crawford como figuras en ataque, pero no pudiendo abrir rentas considerables, lo que le permitió a los de Pocitos pasar a ganar por primera vez en el partido en el final del tercero, primero una bomba de Catalá (la primera del partido en seis intentos) y luego un doble del “Tute” Martinez hicieron que el rojo se vaya al epilogo ganando 52-51.

En el último chico, el equipo de Tito fue inteligente en las lecturas, corrió la cancha y de la mano de la conducción y goleo de Marotta, sumado a los aportes en ambas áreas de Nando Cáceres sacó una pequeña pero interesante renta de 7 puntos para afrontar el final del juego, donde Urunday se quedó sin gol, careció de juego asociado y lo cerró pesimamente. Trouville aprovechó esto, Catalá levantó en el último cuarto, Robinson desde los rompimientos y lo que genera fue clave para que el rojo de Pocitos se quedara con el primer punto de los Playoffs en cifras definitivas 71-66.

UNO x UNO

TROUVILLE

Marotta (8): Destacadisímo. Tiempista e inteligente en todas las lecturas. Robinson (7): Genera y desequilibra siempre. Catalá (5): Tuvo 30 minutos para el olvido y 10 sublimes. Ruíz (3): Aportó atrás, adelante poco y nada. Harrison (6): No fue Sir Paul, pero siempre aporta. Mayora (5): Minutos defensivos de calidad, buen recambio. Barriola (5): Alternó buenas y malas. Cáceres (7): Vital en el triunfo. Le cambió la cara al equipo. Martínez (5): Un doble soñado en el cierre del tercero. Massa (-): Minutos de descanso. Tito (7): La lectura del segundo tiempo fue muy buena, el equipo fue inteligente a la hora de atacar y defender.

URUNDAY UNIVERSITARIO

Zubiaurre (2): Tiro muchísimo y no embocó. Taboada (7): Deluxe, como siempre. Brown (2): Un extranjero no puede meter un punto en unos Playoffs. Flojisimo. Lee (5): Arrancó para romperla, quedó en eso. Crawford (6): Bancó todo en el poste, junto con Emilio, de lo mejor. Romero (3): No sumó en su ingreso. Medina (4): Erró mucho en el cierre. Pomoli (5): En lo suyo, tuvo una destacadísima actuación. Da Pra (4): Su equipo se quedó sin gol en el segundo tiempo y fue Emilio dependiente. El cierre colectivo fue muy malo.

EL VAR

Alejandro Sánchez Varela, Diego Ortiz y Martín Fernández (5): Debutando en el VAR, hubo un correcto arbitraje, con algunos errores puntuales en el segundo cuarto, pero nunca se les fue de las manos, eso es vital en un partido de Playoffs.

_______________________

Lo destacado

Marcos Marotta. De galera y bastón. Pareció que jugaba con un reloj en su muñeca porque manejó los tiempos de Trouville a su antojo. Un segundo tiempo sublime para que el rojo de Pocitos se quede con el tan importante primer punto de la serie. Marcos culminó con 16 puntos, 9 rebotes (sí, 9 rebotes) y 1 asistencia. Enormes números del “4” del rojo. 

Lo distinto

Lectora, lector de BT, usted pensará que es una foto cualquiera de Tyrone Lee disputando el primer partido de los Playoffs entre Trouville y Urunday, pero no. Observe bien la foto y mire uno de los brazos del bueno de Tyrone… ¡si señor! el extranjero estudioso tiene tatuada la pipa de la reconocida marca estadounidense. ¿Será un chivo, una publicidad? No lo sabemos, pero se ganó el distinto de BT en esta primera jornada en el Palacio Peñarol.