Luego del triunfo de Biguá ante Olimpia, Basquet Total diálogo con una de las figuras del
“Pato”, Storm Warren y nos comentó sus sensaciones luego de este partido y lo que será el
partido siguiente, que puede ser el último de la temporada… o no.

El conjunto de Villa Biarritz sabía que de no obtener un triunfo, el panorama iba a ser muy
complicado para ellos. Así que salieron a ganar, pese a todas las dificultados que se
presentaron. “Sabíamos que teníamos que estar juntos. Como equipo, sabíamos también
que sería un partido difícil. Para ser honesto, jugue todo el partido enfermo y sabia que a
pesar de eso, no podía desenfocarme del encuentro para ayudar al equipo.”

El partido fue muy igualado en la mayor parte del juego, hasta que de la mano de los internos,
el juego se decantó para el equipo de la calle Vazquez Ledesma. “Por suerte pudimos sacar la
ventaja en los últimos minutos, que es lo que realmente cuenta. Intente hacer lo que puedo
para ayudar al equipo, cuando y donde sea. Si tengo la oportunidad de hacer lo mejor para el
equipo, sin duda lo voy a hacer.”
“Puede parecer que no, pero mis compañeros sabían que estaba enfermo. Así que cada vez
que me veían mal, ellos me decían: “vamos que te necesitamos”. Ellos fueron muy
importantes, ya que ellos me daban para adelante y yo hacía lo mismo. De esa forma,
pudimos sacar el partido juntos” dijo el foráneo acerca de como el apoyo de todo el equipo
hizo que no parara de jugar, incluso cuando la fiebre no le daba tregua.

El próximo partido contra Hebraica será una autentica final para los dirigidos por Juan Rovira,
pero saben que jugando como hoy, van a poder meterse entre los ocho. “Sabemos que no va
a ser fácil. Estamos en un parte muy difícil de la temporada, pero no estamos listos para
irnos a casa. Estamos aquí para luchar y estar juntos para obtener la victoria.”

Pese al triunfo de hoy, Warren sabe que esto hay que tomárselo con calma para poder llegar lo
mas lejos posible.
“Paso a paso. Nosotros entendemos que el objetivo de este club es estar en esa posición
pero tenemos que ir tranquilos. Partido a partido, jugada a jugada. Así se ganan los
campeonatos.”

Para finalizar y consultado por su vida fuera del rectángulo de juego, Storm demostró que lo
bueno que es de jugador, lo es de buena persona.
“En realidad, paso en el gimnasio. Vine a Uruguay a jugar y a ganar, así que no salgo mucho.
Es más, ni siquiera conozco la ciudad. Lo que hago en mis tiempos libres, es ayudar a una
caridad de niños que tengo en mi ciudad.”