Tras la entrega de premios que cerró la temporada de formativas 2018, y a pocas horas de comenzar el nuevo torneo, Sebastián Alonso conversó con Básquet Total sobre las expectativas para este año, el básquetbol formativo y femenino, los Torneos Sub 23 y la polémica al respecto de la habilitación de entrenadores.

“Este año se juntó todo, el mismo día cerramos el 2018 y arrancamos el nuevo torneo” comenzó diciendo Alonso, quien rápidamente resumió las particularidades y medidas que se tomaron para este año: “Tenemos tres fines de semana menos, más alguna prueba física de árbitros y mucha actividad de Selección, siete torneos entre masculino y femenino. Va a ser un año cargado y complicado en cuanto a fechas. Lo que hicimos fue sacar el playoff interseries, y dos fechas se jugarán entre semana”.

Si bien se sumaron nuevos equipos, incluso el aurinegro que cuya llegada genera expectativa, la estructura del campeonato se mantiene: “Somos la misma cantidad de equipos porque se bajó Deportivo Paysandú y se sumó Peñarol, y Danubio en realidad ocupa el lugar de Bohemios B. Que clubes como estos se sumen es muy importante”.

“El año pasado quedamos conformes con la organización, no así con la parte arbitral que faltaron jueces y fue bastante caótico. Esperamos no tener estas situaciones este año y terminar la primera semana de diciembre como está establecido” dijo al evaluar la última temporada y lo que se debería mejorar para la que recién inicia.

En este sentido se cumplió con lo pactado con los árbitros de buscar descomprimir los domingos: “La Sub 20 (Juveniles) pasó en horario oficial para los sábados a las 18 horas, pero además el femenino va a jugar cinco categorías más las mayores ese día, también está la Serie 8 con Sub 16 y quizá se sume Sub 18. Los clubes que compiten en todo, que son pocos, van a tener que tener buena voluntad porque se les van a superponer horarios y deberán acomodarse”.

Sebastián se refirió también al desarrollo que viene teniendo el básquetbol formativo femenino: “Viene creciendo tremendamente año a año. Esta temporada en el campeonato se suman tres equipos, pero ya hay varios más como Welcome, Unión Atlética y Trouville que aún no van a competir pero ya están entrenando. También sumamos dos categorías nuevas, la U12 y U17, así que es tremenda la cantidad de chicas que están jugando”.

Uruguay competirá en el Sudamericano U14 y U17, tanto en masculino como en femenino, además de tener el Premundial U16 y otros torneos internacionales. Al respecto de las selecciones comentó: “La actividad internacional es muy importante para nosotros, y si bien nuestra tarea es el torneo local –donde hay más de 50 equipos– y la Selección implica un grupo reducido de clubes y de chiquilines, año a año nos está yendo mejor y tenemos que seguir apuntando a eso”.

Dentro de las tareas del Consejo Único de Divisiones Formativas, desde el año pasado se incluye también los Torneos Sub 23: “La Serie LUB al ser obligatoria no hay mucho por hacer, falta sortear el fixture y arrancar. En la Metro/DTA se están anotando los equipos, algunos aún no lo han hecho pero cuando hablamos nos dicen que van a jugar. Con respecto al año pasado hay cuatro o cinco clubes que no habían participado que ya se inscribieron, así que creo que tendremos más equipos que el año pasado. Vamos a seguir jugando los miércoles de noche, y si bien la idea era comenzar la última semana de marzo quizá no den los plazos y lo hagamos la primera de abril”.

Alonso no esquivó la polémica sobre los cambios reglamentarios para entrenadores, que han generado dificultades en muchos clubes y molestias en entrenadores que aún no han podido realizar los tres niveles: “El cambio lo veo bien, tengo algunas discrepancias en cuanto a los tiempos, ya que por ejemplo se aprobó en 2017 y a los N1 no se les dio la posibilidad de realizar el segundo nivel porque no hubo en 2018. Se está exigiendo estar recibidos pero sin darles la posibilidad de hacer el curso”. Fue muy claro al explicar la realidad y los cambios que pueden darse a la brevedad para intentar resolver la situación: “En este momento un 50% de los entrenadores de formativas no están en condiciones de dirigir y varios han presentado notas en la Federación y se está estudiando hacer alguna modificación. Quizá los que ya presentaron la monografía se los pueda habilitar, que son cerca de 20 entrenadores. Mismo los N1 que quieren dirigir las categorías más chicas si se inscriben este año se les da la chance. Se está evaluando la forma de que el cambio sea más progresivo”.