Basquet Total fue en busca de la palabra de Juan Chifflet, Presidente del Departamento Arbitral de la Liga Uruguaya de Básquet, quien se refirió al nivel de los jueces, a la preparación de los mismos, a las designaciones en formativas y al futuro en el que se van a implementar nuevas formas de trabajar.

¿Cómo se da su regreso al básquetbol en un puesto bastante complejo?

Había quedado un vacío previo a las finales de tercera y a la segunda rueda de la Liga Uruguaya, porque hubo una renuncia de las anteriores autoridades o una remoción, la verdad no lo tengo presente. Y en una reunión con Vairo (Ricardo) me ofreció para ver si podía seguir, y yo hace muchos años había estado un buen tiempo frente al colegio de jueces.

¿Qué opinión tiene del nivel arbitral?

Los arbitrajes siempre son malos para el que pierde y no son muy buenos para el que gana. Los periodistas, las autoridades, todos tienen su visión, eso no va a cambiar. Lo que sí, espero llegar, como ocurrió en la tercera de ascenso que ya estábamos nosotros, de la misma forma al final de la Liga, siendo lo menos traumático posible, dando lo mejor para el espectáculo y los intervinientes. Ya la temporada que viene, si continuamos con los compañeros que están, planificaremos de alguna forma que estén todas las partes enteradas de cómo va ser el funcionamiento. Ahora estamos en un período de transición, que quizás no sea lo mejor, para lo que es el desarrollo de la Liga, pero aspiro a que hay muy buenos jueces a mi juicio, árbitros que están actuando a nivel internacional de forma reiterada, lo que indica que de alguna manera son considerados por sus condiciones para poder arbitrar definiciones de series acá en Sudamérica y a nivel Mundial.

Muchas veces hay críticas de periodistas, dirigentes y jugadores por el nivel arbitral, y a veces lo más fácil es detenerse en el trabajo de los jueces. ¿Qué tan difícil es poder designar una terna para los partidos?

(Risas) Y en nuestro país mucho más, no sólo los periodistas y eso está bueno, por ejemplo hoy miras espectáculos internacionales, ya sea de fútbol o de básquetbol, y te das cuenta que acá se protesta mucho más que en otros lados.
Para designar, hay que tener conocimiento de los equipos, cual son las relaciones de acuerdo a los partidos, con los jueces, los rivales, ahí tenes que tratar de amalgamar todo eso y que salga lo mejor posible la designación. Hay momentos, por ejemplo ahora, que hay jueces designados internacionalmente que son de primera línea, eso te causa un problema, pero por otra parte son menos partidos y podes utilizar los jueces de mejor manera. No es fácil, la verdad.

En cuanto a la preparación de los jueces hoy en día, ¿Tienen las herramientas adecuadas para llevar su trabajo de la mejor manera profesional?

Yo creo que sí, te puedo hablar de lo que hay ahora en este momento. Hay una escuela de jueces, acabamos de venir dos días en Mercedes en un campamento para aspirantes a jueces internacionales, que resultó un éxito.
Lo bueno de todo esto es que participaron como oyentes una cantidad de muchachos importantes en una edad oportuna, de más de 20 años pero menos de 25, porque en realidad el campamento está hecho para los aspirantes que va a presentar el país como futuros jueces FIBA. El mismo fue dirigido por un instructor internacional, el Sr Salazar (Lucio) que vino desde Argentina. Pienso que hay que promover los jueces un poco antes, nuestros aspirantes a ser jueces FIBA son de más de 30 años la mayoría, y una vez que estás en contacto con toda esa gente te das a entender que están buscando una excelencia que es en la rama entre 25 y 35 años, que estén los jueces que realmente tengan su capacidad, por lo tanto hay que promover ese trabajo, no sólo para que sean jueces FIBA que es muy bueno, sino para enriquecer el trabajo en la Liga Uruguaya.

La temporada pasada hubo muchos inconvenientes con las designaciones en formativas, con partidos que había un solo juez u otros partidos que no había. ¿Se está trabajando en eso?

Es muy difícil, es más, en el principio quizás haya algún inconveniente de ese tipo. Nosotros la semana pasada estuvimos en una reunión con el comité de formativas, para tratar de buscar la solución. El principal problema es que es una actividad que se centra el día domingo, entonces los clubes no tienen la oportunidad de darle a sus categorías mayores de jugar entre semana porque es el día que entrenan los del primer equipo. Estamos buscando con el convenio que se aprobó, justo cuando asumimos nosotros que figura de arbitrar con un solo juez de categorías más chicas, te lo digo por arriba porque no lo tengo tan presente. Pero yo, hace muchos años fui presidente de formativas y tengo conocimiento de estas cosas, lo que pasa que hoy en día ha tomado una relevancia que mueve mucha gente. Hay veces que los clubes no tienen 4 personas que hagan la mesa, muchas veces son padres, estoy al tanto de esas dificultades y los neutrales de la Federación también. Esperemos que si hay alguna dificultad en el principio, lo podamos solucionar lo antes posible.

¿Cómo se están manejando las sanciones a los jueces cuando no tienen una buena labor?

Primero tiene que haber un veedor, hoy con el tema de la plataforma podes ver mucho más de un partido. Si hay un informe de un veedor, comúnmente según la magnitud del hecho que ocurra, muchas veces hay cosas técnicas que la mayoría no se da cuenta, pero sí se dan cuentas de acciones de juego que se protestan. Se cita al juez, a una comisión técnica, y ahí se hace un informe, si a merita una sanción, se le aplica. Por otra parte, no hay obligación de designar jueces en todas las etapas, también a veces necesitan algún descanso y eso es favorable para que vuelva mejor. Entiendo a la gente y al público, pero muchas veces se comenten errores técnicos que no se podrían tener que no se da cuenta, ni siquiera los entrenadores se dan cuenta. 

Un ejemplo, ¿Puede ser el tanteador de Olimpia vs Defensor en el Clausura?

Bueno, ahí no se dieron cuenta y trajo consigo una cantidad de cosas que es un poco el básquetbol. También forma parte de que tenemos un básquetbol profesional, pero tenemos cantidad de carencias de apoyo a todo esto. Yo soy partidario que tenemos que tener filmación en todos los partidos y tener la posibilidad de revisar las cosas, pero hay que tener presente que las posibilidades económicas de los clubes muchas veces no hace posible esto.