Marcos Cabot contribuyó con su aporte para que Malvín se quedara con un triunfazo ante Aguada que los mantiene arriba en la tabla y charló sobre el juego post partido.

“Sobre todo jugamos pésimo al principio. Un mal primer cuarto en el que nos hicieron 37 puntos, pero tenemos un gran banco y con eso pudimos levantar el partido”, comenzó manifestando.

Habló de la clave para revertir la situación: “Tenemos un recambio muy bueno, cualquiera que entra lo puede hacer bien. Es uno de los equipos más largos de la Liga. A partir de los cambios y la intensidad defensiva lo trajimos”.

Se refirió al nuevo extranjero, McKines: “La verdad es que me gusta mucho. Es muy guapo, las quiere todas y hoy lo necesitamos, por eso estamos muy contentos con él”.

Le consultamos si Malvín se siente candidato al mantener prácticamente a todo un plantel campeón, ante esto dijo: “Sí, pero hay que demostrarlo en la cancha, lo más lindo empieza dentro de 15-20 días, que son los Playoffs. Cualquiera le puede ganar a cualquiera, así que hay que estar preparados”.

Sobre cuán determinante es culminar arriba en la Liguilla, contestó: “Es muy importante, porque si terminamos en esta posición significa que los hemos hecho bien y hemos tenido una buena liguilla. Cualquier cruce puede llegar a ser durísimo, pero intentaremos estar los más arriba posible”.

Cabot sufrió un golpe en su mano sobre el final, pero apagó las alarmas: “Es un golpe en el nervio, que se me duerme la mano. Salí un ratito y nada más, estoy bien”.

Respecto a la eliminación de la selección uruguaya de cara al mundial, expresó: “Muy apenado, sin embargo orgulloso de todos los representantes que fueron a la última eliminatoria. Se tuvo todo, pero no se pudo. Habrá que seguir mirando para adelante”.