La selección uruguaya podría tener una oportunidad de clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, por lo que te explicaremos cómo y porque se nos podría otorgar esta chance.

El Mundial China 2019, del que lamentablemente Uruguay no será participe, será clasificatorio para la próxima cita olímpica (Tokio 2020), otorgando siete boletos para la misma. Dichos pasajes serán otorgados a los dos mejores clasificados de Europa y América, y al mejor posicionado de Asia, Oceanía y África. Con ellos, quedarán establecidos ocho de las doce plazas para los Juegos Olímpicos.

Los cuatro participantes restantes saldrán de cuatro torneos pre-olímpicos que se disputarán en Tokio meses antes de la apertura olímpica. Se disputarán en hexagonales, con sede a definir aún, que se jugarán en dos grupos de tres equipos cada uno. Posteriormente se jugarán semifinales cruzadas entre primero y segundo de cada grupo, es decir, el primero del Grupo A enfrenta al segundo del Grupo B y el primero del Grupo B enfrenta al segundo del Grupo A, para luego jugar la final entre los ganadores de cada serie, quedándose el campeón con el boleto a Tokio 2020.

Los equipos que disputarán los pre-olímpicos serán los dieciséis mejores clasificados a nivel general en este próximo Mundial, sin ser los siete clasificados directos de la forma anteriormente mencionada, más ocho selecciones que quedaron fuera de China 2019 (Dos de Europa y América, y una de Asía, Oceanía y África). La celeste podría ingresar de esta última forma, al salir cuartos en el grupo, junto a México, que acabó siendo el mejor quinto del continente. Suposiciones y rumores de todo tipo han salido a luz luego de darse a conocer esto, pero lo cierto es que será la FIBA quien designe a estos ocho participantes de entre los no clasificados al Mundial. Sin embargo, el que Uruguay sea el mejor de América en esta rama hace que las chances e ilusiones de tener una nueva oportunidad para batallar por un lugar en la próxima cita olímpica crezcan considerablemente.