La suspensión del juego entre Defensor Sporting y Nacional por el primer cupo uruguayo a Liga Sudamericana trajo mucha tela para cortar en las últimas horas.

Todo nace de un desgarro que sufrió Esteban Batista defendiendo a Uruguay en el juego ante Puerto Rico. Tras la lesión de su figura, el conjunto tricolor pidió la postergación del partido programado para el viernes en Maldonado, entendiendo que está amparado reglamentariamente para hacerlo, porque se constato que su jugador quedó imposibilitado para defender a su club tras disputar un partido con la selección nacional.

Sin embargo, el fusionado entiende que el recurso presentado por su rival no es valido, entendiendo de esta forma, que de no presentarse debería perder el partido. Ante la negativa violeta, el Bolso no cambió su postura por lo que la FUBB decidió suspender el encuentro. La Federación programó una reunión entre los clubes involucrados, sin embargo, los de la calle Jaime Zudáñez tampoco acudirán y continuarán reclamando el punto que los depositaría en Liga Sudamericana.

Si bien el artículo 80 punto 2 del reglamento, que indica que no será causal de suspensión una enfermedad o lesión de uno o más jugadores, parecería asistirle razón al campeón del Aperura, este habla exclusivamente de cuando un juez puede suspender un juego, lo cual no es el caso.

Lo cierto es que las incertidumbres sobre el cupo a Sudamericana son muchas. Las certezas llegarán con el correr de los días, en un campeonato que sigue teniendo desprolijidades y más puntos que se siguen peleando en los escritorios.