Puerto Rico derrotó a Uruguay y se quedó con el pasaje al Mundial. El sueño celeste deberá esperar, por lo menos, hasta Filipinas-Japón-Indonesia 2023.

Resumen del partido

Tras un largo día de ansiedad llegaba la hora de la verdad, en que boricuas y uruguayos se veían las caras una vez más en busca del último boleto al Mundial de China 2019. Si bien el primer par de minutos de Uruguay fue impreciso, desde una muy buena defensa colectiva la celeste se acomodó y con Barrera manejando el ritmo de juego para obligar a Puerto Rico a depender del ataque estacionado abrió la primera ventaja, haciendo pesar a Batista cerca del canasto y aprovechando las corridas de Parodi y Calfani para cerrar el primer chico 19-9 arriba. Un gran ingreso de Carlos Rivera rompió la hegemonía de los de Magnano que se desenfocaron brevemente y vieron al local empatar el juego. Las combinaciones entre Panchi y Batista fueron lo mejor del equipo charrúa que no encontró gol exterior en su segunda unidad, permitiendo a los puertorriqueños pasar a ganar con buen pasaje de John Holland tirando y corriendo. Un triple de Fitipaldo, en seguida de su reingreso, arrimó a Uruguay que se fue 32-26 abajo al entretiempo.

Con Parodi en la base el equipo compatriota se volvió a acomodar, y siguió aprovechando la ventaja con Batista posteado o anotando tras descargas cortas de Nano o Panchi. Calfani tuvo buenas acciones ofensivas también, además del habitual muy buen trabajo atrás, pero Uruguay volvió a tener problemas para contener a Browne. La salida de Fitipaldo con tres faltas dio ingreso nuevamente a Joaquín Rodríguez que no estuvo fino en el tiro exterior, mientras Hatila tampoco pudo sumar, y los locales llegaron al período final en ventaja 46-41. Gian Clavell se encendió y extendió la renta, pero un triple de Fitipaldo nos devolvió la esperanza a pesar que la vuelta de los titulares al campo de juego se hizo esperar demasiado. El equipo charrúa tuvo muchas dificultades para encontrar vías de gol más allá de Batista, y del otro lado David Huertas y especialmente Clavell -con triple y falta de tres- fueron determinantes para llevar la ventaja al doble dígito. La celeste extendió la presión en los últimos cuatro minutos, jugando con Calfani y Wachsmann como internos, y encontró una racha de Barrera para ponerse a cinco. Fitipaldo desde la línea nos puso a un triple, pero Clavell puso un bombazo para sacar seis. Un triple de Parodi nos permitió soñar un poco más, y si bien los boricuas no estuvieron claros desde la línea fácil, el propio sanducero tuvo la última posibilidad pero no pudo convertir. Puerto Rico cerró el juego con un libre de Holland, 65-61 y boleto al Mundial de China 2019 para los dirigidos por Eddie Casiano.

UNO x UNO

PUERTO RICO

Browne (7). Rompiendo nos complicó constantemente. Huertas (6). El verdugo de Montevideo, estuvo más controlado en su casa. Holland (6). Intermitente, pero peligroso. Sánchez (5). Juega más su experiencia que lo que gravita. Díaz (3). Sufrió atrás. Rivera (6). Trajo el partido en el 2C.  Clavell (8). El hombre, apareció cuando había que hacerlo y sacó pasaje. Mojica (4). Pasó inadvertido. Clemente (5). Tomó rebotes y dio más intensidad en agresividad interior. Collier (5). Correcto aporte. López (6). Más que positivo en su rol, y especialmente en defensa. Casiano (7). Fue probando y encontrando los hombres que mejor se adaptaban a lo que el partido pedía. El equipo fue más colectivo que en presentaciones anteriores.

URUGUAY

Parodi (7). Cada vez más confiable y parejo. Firme atrás. Te bancamos a morir Nano. Fitipaldo (6). Sin ser una noche brillante, aportó mucho y asumió en el final. Barrera (7). El gran socio de Batista, y el que empujó la reacción. Calfani (5). Defensivamente está en todos lados, en ataque pudo más. Batista (7). Tenía que marcar la diferencia y lo hizo. Costó encontrar descargas, bien defendido. Vidal (4). Escaso aporte, no pudo hacer funcionar al equipo. Rodríguez (4). Tomó los tiros sin éxito, atrás fue permeable. Souberbielle (4). No funcionó. Izaguirre (-). Poco en cancha. Wachsmann (5). Entró tarde, defensivamente bien. Passos (3). Desconocido. Perdido en ataque y defensa. Magnano (4). Buscó estirar demasiado la rotación, dio ventajas en quintetos y demoró el reingreso de titulares. El plan de juego era bueno, los porcentajes ayudaron poco.

_______________________

Lo destacado

La reacción final de Uruguay merece reconocimiento. El partido parecía liquidado a falta de casi 3.28 nos abrieron 13 puntos. A pura actitud, extendiendo la presión y buscando atrapar al jugador con pelota, la celeste comenzó a descontar con “Panchi” Barrera como abanderado y Fitipaldo asumiendo también. El triple de Parodi se gritó con mezcla de bronca y esperanza, pero no alcanzó. La entrega, esa querida “garra charrúa”, no faltó.

Lo distinto

Para todos los que amamos este deporte, el 25 de febrero de 2019 no fue un día más. Nos despertamos distinto, lo vivimos distinto, y a pesar del sabor amargo con que termina, nunca cambiaríamos ese placer de sentir que se pudo, que estuvo cerca, y que es posible. No fue esta vez, quedamos con la ñata contra el vidrio, ojalá sirva para seguir mejorando en diversos aspectos, y que la próxima vez que esa ansiedad linda nos tenga manijeados todo el día, podamos irnos a dormir con una alegría.