Se cerraron anoche las Clasificatorias que ya confirmó a las 32 selecciones que se disputarán la Copa del Mundo en China. Nosotros, repasamos este largo camino que dejó cada participante.

El 7 de agosto de 2015 se conoció al primer clasificado. China obtuvo el derecho al ser elegido como país anfitrión venciendo en la puja por el Mundial a Filipinas. La selección oriental se metió por novena vez en la máxima cita del básquetbol, reapareciendo en la competición desde 2010. Hasta ahora, su mejor producción fue un octavo puesto en 1994.

El 15 de septiembre dos equipos africanos sellaron su pasaje. El organizador de la primera rueda del grupo E, Túnez, lo obtuvo tras vencer a Egipto por 69-47 para clasificarse tempranamente en una serie que terminaría liderando con récord de 10-2. Será la segunda vez que el combinado africano juegue un Mundial, en el que buscará mejorar su último puesto conseguido en 2010.

Casualmente, en el grupo F el anfitrión de la primera rueda, Nigeria, también fue el primero en ingresar, consiguiendo el objetivo al derrotar a la República Centroafricana por 114-69. Las Águilas finalizaron la Clasificatoria con récord de 10-2 en la primera colocación y dirán presentes por cuarta vez en la Copa del Mundo. Dicha selección retorna a la competición tras 13 años de ausencia, teniendo como participación más recordada, la de 1998 en la que alcanzaron la 13ª posición.

Un día después, tres europeos sacaron su pasaje a China. Grecia lo consiguió de forma agónica, tras superar a Georgia como visitante por 86-85. Los Helenos finalizarían posteriormente el grupo como líderes con récord de 11-1, para marcar presencia en su octavo Mundial, cuarto en forma consecutiva. Los balcánicos aún mantienen fresco el recuerdo de su mejor participación, conseguida en 2006 cuando finalizaron segundos.

Casualmente, por el mismo grupo, Alemania también consiguió su pasaje ese mismo día, al derrotar en Leipzig a Israel por 112-98 luego de tiempo suplementario. Los Germanos, con récord de 9-3 terminaron escoltando a los griegos en la Clasificatoria, para volver a la Copa del Mundo tras su ausencia en 2014, consiguiendo su sexta participación. 2002 su mejor performance, en donde lograron subir al último escalón del podio.

A pesar de finalizar tercero en su grupo con récord de 8-4, República Checa fue la primera selección de la zona K en obtener el viaje a China. Lo consiguió tras victoria 85-80 ante Bosnia Herzegovina, obteniendo su debut en Mundiales.

El 17 de septiembre fue Lituania quien confirmó que en la Copa del Mundo iba a estar presente. En un emotivo partido, superó a Holanda por 95-93 y de esta forma, consiguió su cuarta clasificación consecutiva, de las cinco que posee. Su mejor participación fue en 2010 en donde finalizó tercera y sueña con repetir tras una Clasificatoria que lideró con récord de 11-1.

El 30 de noviembre Australia se sumó a los privilegiados que disputarán el Mundial. Derrotó a Irán por 76-47 en el marco de un grupo que terminó en lo más alto con récord de 10-2. Será la 12ª participación para los océanicos, cuarta de forma consecutiva, teniendo en su haber dos quintos puestos, en 1982 y 1994.

El mismo día, otro europeo fue quien marcó el presente. Francia superó a domicilio al ya clasificado República Checa por 79-65, para luego terminar liderando el grupo con récord de 10-2. Los Galos se meten a la cita mundialista por octava vez, cuarta consecutiva, consiguiendo en su última edición su mejor participación, escalando al último lugar del podio.

El 1 de diciembre, Angola, quien actuó de anfitrión del grupo E en la segunda rueda de la Clasificatoria, hizo pesar su localía al arrasar a Chad por 90-50 para asegurar el segundo lugar de su zona y clasificar al Mundial con un récord de 9-3. Octava participación para los angoleños que ya suman cinco al hilo. En 2006 fue su participación más recordada, alcanzando el noveno puesto.

Oceanía terminó dominando la Clasificatoria asiática, de modo que sus dos máximos representantes, fueron los primeros en avanzar a la Copa del Mundo. El 2 de diciembre, Nueva Zelanda lo logró, al derrotar a Siria por 97-74 en un grupo E, que terminaría liderando con un récord de 10-2. Será la sexta presencia de los océanicos, quinta consecutiva. Su mejor participación data del año 2002, cuando terminaron cuartos.

El mismo día y por el mismo grupo, Corea del Sur también consiguió el objetivo. Derrotó a Jordania por 88-67 en una gran Clasificatoria que cerró con 10 victorias y 2 derrotas. Los coreanos, enfilan su segunda participación en Mundiales, teniendo ocho presencias. En 1970, alcanzaron la 11ª posición, la mejor hasta el momento.

El avión a China tuvo un largo recorrido el segundo día de el último mes del año. España también fue quien se subió abordo, al derrotar a Ucrania por 72-68, para asegurar su lugar en un grupo que lideró con récord de 10-2. Los ibéricos suman su participación número 12 en la Copa del Mundo, 10 de forma consecutiva. 2006 ha sido hasta ahora, el único año en el que pudieron levantar la copa.

Pero el 2 de diciembre confirmó un invitado más a China en el grupo de los españoles. Turquía cayó ante Montenegro por 71-66 y la corta diferencia le permitió sacar pasajes a la cita mundialista. Los turcos finalizarían la Clasificatoria con 8 triunfos y 4 derrotas, útiles para obtener su quinta clasificación y de forma consecutiva. Sueñan con repetir una hazaña como en el 2010, en la que cayeron en la final.

El pentacampeón del mundo, Estados Unidos, también se clasificó en esta fecha, tras superar a Uruguay por 78-70. Tras una Clasificatoria en la que lideró con récord de 10-2, el Dream Team continúa siendo uno de los únicos dos en decir presente en las 18 ediciones del Mundial. Los norteamericanos, van por su sexta estrella, consiguiendo las restantes en 1954, 1986, 1994, 2010 y 2014.

La derrota celeste, también significó la clasificación de Argentina, que de todas maneras la celebró con triunfo ante México por 85-71. Los albicelestes cerraron su Clasificatoria con un récord de 9-3, obteniendo el pasaje a su 14ª Copa del Mundo, novena de forma consecutiva. La selección rioplatense tiene en su haber una copa, conseguida en la primera edición, en 1950 en su país.

El 3 de diciembre América sumó dos nuevos integrantes. Venezuela consiguió su boleto en un juego increíble, en el que superó a Islas Virgenes por 77-76. Los bolivareanos, con récord de 9-3 accedieron a su cuarta Copa del Mundo, luego de 13 años de ausencia. Su 11ª posición en 1990, es la mejor hasta ahora.

Canadá sacó pasaje a paso arrollador, al ganarle ampliamente a Brasil por 94-67. Los norteamericanos terminaron al frente de su grupo con un récord de 10-2 y tras una edición de ausencia, se meten en su 14º Mundial. Hasta ahora no han logrado romper el sexto puesto obtenido en las ediciones de 1978 y 1982.

Los últimos 14 cupos llegaron en la última doble ventana. El 21 de febrero, Brasil fue el primer clasificado de 2019 al aplastar a Islas Virgenes por 104-80, para marcar presencia perfecta en los Mundiales tras una Clasificatoria de 9 victorias y 3 derrotas. En China buscará su tercer título, tras los obtenidos en 1959 y 1963.

22 de febrero fue la fecha para que tres selecciones más se sumen a China. Senegal lo consiguió tras triunfo 62-38 ante Mali, y tras una Clasificatoria con récord de 10-2, se metió en su segundo Mundial consecutivo, quinto en total. Su 14º puesto en 1978 es su mejor participación.

Italia regresó a la Copa del Mundo tras 13 años de ausencia. Arrolló a Hungría por 75-41 y con récord de 8-4, accedió a su novena cita mundialista. En 1970 y 1978 quedó a una posición del podio, en lo que son sus mejores participaciones en la historia.

La victoria 77-69 ante Croacia y el triunfo posterior de los italianos, puso a Polonia en su segundo Mundial tras 52 años de ausencia. Los polacos completaron la Clasificatoria con 8 triunfos y 4 derrotas, para volver a participar de un torneo en el que supieron alcanzar un quinto puesto.

El 24 de febrero subió a varias selecciones en el avión a China. Rusia obtuvo su vuelo al ganarle a Finlandia por 91-76, retornando al Mundial tras una edición de ausencia. Con un récord de 8-4, los rusos accedieron a su quinta participación como nación independiente, siendo las mejores las de 1994 y 1998 en las que se colgaron la medalla de plata.

Serbia accedió a su lugar luego de ganarle a Israel 97-76 y sellar su Clasificatoria con récord de 7-5. Los serbios accedieron a su tercera Copa del Mundo consecutiva como nación independiente, habiendo alcanzado la segunda posición en la pasada edición.

Los cuatro cupos restantes de Asia también se definieron en esta fecha. Japón no tuvo problemas con Qatar, venciendo por 96-48 y cerrando su Clasificatoria con récord de 8-4. Tras la Copa que organizó en 2006, el combinado japonés consigue su quinta presencia, teniendo como mejor, aún la de 1967, que lo dejó en la 11ª colocación.

Jordania transpiró un poco más su boleto, al vencer a Nueva Zelanda por 86-80, para meterse a su segundo Mundial tras nueve años de ausencia, gracias a un récord de 7-5. En su única edición jugada hasta el momento, los jordanos terminaron en la penúltima posición.

Irán se metió tras ser uno de los únicos dos equipos en superar a Australia. En el juego definitivo, terminó venciendo al conjunto océanico por 85-74, alcanzando su tercer Copa del Mundo y en forma consecutiva, tras ganar 8 juegos y perder 4 en la Clasificatoria. Hasta ahora no ha podido superar la 19ª posición obtenida en 2010.

Filipinas terminó clasificando como el mejor cuarto en su Clasificatoria regional, con un récord de 7-5, obtenido tras un triunfo ante Kazajistán por 93-75. Será la segunda participación consecutiva para esta selección, que tiene seis presencias, incluido un tercer puesto, en 1954.

Costa de Marfil fue quien se quedó con el último cupo de África, al superar a Mali 69-49, en un juego que precisaba una diferencia superior a 12 puntos. Récord de 7-5 para los anfitriones de la segunda rueda del grupo F, que se metieron como mejores terceros en su continente. Luego de una edición ausente, los marfileños se metieron en su cuarto Mundial, teniendo sus mejores performances en 1982 y 1986, donde finalizaron en la 13ª colocación.

Tres equipos se metieron en el último día de las Clasificatorias (25 de febrero). Montenegro fue el último europeo en clasificar, al caer ante Letonia por 80-74, en un juego en el que podía perder hasta por 8 puntos. Finalizó con 7 victorias y 5 derrotas, que le perimitieron alcanzar su primer Mundial como nación independiente.

Puerto Rico logró su pasaje con triunfo ante Uruguay por 65-61, para asegurar el tercer lugar de su grupo con récord de 8-4. Los Boricuas accedieron a su novena Copa del Mundo de manera consecutiva, y a su 14ª en total, siendo uno de los cinco equipos más experientes en la competición. 1990 fue su mejor actuación en donde quedaron a un lugar de subirse al podio.

El triunfo puertorriqueño metió también a República Dominicana como mejor cuarto de América. Los centroamericanos con su triunfo 72-67 ante Venezuela se habían subido a la manga del avión, pero la matemática los terminó depositando en China en el último día. Será su segundo Mundial consecutivo de los tres en los que marcó presencia. El primero fue en el que tuvo su mejor performance consiguiendo el puesto 12.