La lista definitiva de la selección confirmó la vuelta de Nicolás Borsellino. El interno volverá a ponerse la camiseta celeste en los juegos más definitorios de está Clasificatoria y dejó estas palabras para Básquet Total.

“Primero estar acá es un orgullo tremendo, y al ser dos partidos definitorios para clasificar al Mundial me pone muy feliz de saber que me tienen en cuenta, que le puedo dar cosas al equipo. Ahora tranquilo y a concentrarse para el viernes, que es importante ganar, porque podrías entrar por otro lado también, si se dan los resultados”, comenzó diciendo el hombre de Goes.

El Tito no estuvo en la preselección, sin embargo terminó ingresando en la lista después que sus compañeros y respecto a esto contó: “Yo ya estaba en el roster de 24, porque FIBA exige a cada Federación eso por si luego hay alguna lesión, o como en mi caso, que el entrenador me tuvo en cuenta, dado que algunos jugadores estaban medio tocados. Yo sabía, al estar en el roster, que la posibilidad estaba, pero cuando Rubén (Magnano) convocó a los 15 o 16, yo no estaba. Ahí estaba preparado, pero sabía que era muy difícil que me pudieran tener en cuenta. Después se dieron situaciones y entré, practique cuatro días, creo que rendí y Rubén consideró que le puedo dar cosas al equipo, así que estoy feliz”.

Borsellino habló del partido ante México, recordando incluso una situación vivida con la selección anteriormente: “Ese partido lo encaramos con toda. Primero de todo recuerdo de la pelea de 2009, que fue impresionante. Volvemos a jugar contra México y es de las primeras cosas que se nos vinieron a la mente de los que estuvimos aquella vez. Va a ser un partido intenso, vamos a ir con el resultado visto de Dominicana y es un partido importante también, aparte, preparatorio para el partido contra Puerto Rico. Yo estoy a la orden como estamos los doce compañeros para lo que necesite el entrenador. Ahí el va a tener en cuenta y considerará quiénes deben entrar y en que momento. Todos tenemos que estar con la cabeza preparada en que nos puede tocar a cualquiera, como el número 1 o al 12”.

El Tito nos contó como vivió parte de la Clasificatoria del lado de afuera: “Yo estuve en la Eliminatoria con Paraguay y Argentina, había estado en la AmeriCup, estuve bastante presente en el proceso. La última ventana me tocó verlo de afuera, creo que jugaron muy bien. Es más, contra Puerto Rico, viéndolo por la tele podrían haberlo ganado hasta por un poquito más, más holgado. Si Huertas no hubiese puesto esos triples seguidos, creo que Uruguay ganaba holgado. Contra Estados Unidos en los últimos cuatro o cinco minutos, costó el estar al frente de Estados Unidos y esa duda de ganarle o no ganarle para mí pesó y se nos escapó de las manos el partido, en el que para mí, teníamos grandes chances, hicieron un partidazo. Como todos dicen, el básquetbol dura 40 minutos y en los últimos cinco, Uruguay hizo las cosas mal y contra un rival como Estados Unidos es dificilísimo darles esos cinco minutos de ventaja. Pero los vi bien, muy bien”.

De las claves en el juego ante Puerto Rico nos dijo: “Lo primero de todo es la defensa y parar el contragolpe de ellos, hacerlos jugar al 5×5. No hay que entrar en el juego de ellos, el caribeño de ida y vuelta y tirar. Cuando ellos rebotean en defensa y nos atacan, ahí hay que pararlos en seguida en el triple nuestro y que jueguen sistemas, no que ataquen a campo abierto, porque así anotan muy fácil. Ellos tienen buenos tiradores y son muy atléticos, así que hay que combatirlos por ese lado. Después en ataque, hay que jugar estructurado y hay que hacer un partido brillante para poder ganar. Poder se puede, hay que laburar, como dice Rubén, todos tenemos ilusión, pero se tiene que trabajar. La estamos trabajando para llegar bien a ese partido”.

A pesar de compartir plantel con varias figuras, el Tito sigue siendo voz de experiencia en el plantel: “Los más grandes somos los que más hablamos. Mismo es mi característica de hablar, ya de chico siempre me gustó, en el vestuario, en la cancha, es el perfil más de cada uno, el rol. Es un momento ahora en el que estamos todos enchufados, es muy difícil arengar a alguien porque no se enchufa porque creo que estamos todos activados, porque sabemos que es un momento impresionante. Hay que estar enfocados y tratar de que esa adrenalina no nos juegue en contra, la ansiedad es clave también en el deporte. El partido dura 40 minutos, va a ser un partido larguísimo y apretado. Hay que estar preparado para llegar bien al cierre”.

Borsellino siempre que fue llamado, vistió la celeste en varias presentaciones de la selección en el exterior. Sin embargo, este último pasaje tuvo la particularidad de vivir el vínculo con el hincha uruguayo: “Esto de las ventanas de Eliminatorias le ha hecho muy bien al básquetbol, porque hacía muchos años que Uruguay no jugaba en casa, mismo la inauguración del Antel Arena, fue todo muy positivo. La gente se ha identificado con el equipo, con la entrega. Como todo, también los resultados mandan y la gente también se guía por ellos como en cualquier deporte. Ojalá podamos ganar para darle una alegría a la gente y seguir uniendo al pueblo uruguayo con el básquetbol, como lo ha hecho el fútbol con ese proceso de Tabárez, pero que obviamente los resultados lo acompañaron, porque en definitiva eso es lo que más cuenta”.