El entrenador de la Selección Nacional, Rubén Magnano habló en un mano a mano exclusivo con Basquet Total en la previa de lo que será el martes el viaje para enfrentar a México y Puerto Rico, este último en un partido crucial.

Se vienen dos partidos históricos para Uruguay con la chance intacta de entrar al Mundial de China: “La verdad es que hay mucha ilusión, es muy grande la misma pero tenemos que ser coherentes entre la ilusión y la preparación. Estamos intentando dar todo para llegar de la mejor manera que se pueda a los partidos tanto de México como Puerto Rico, todo el mundo sabe del proceso, la preparación, que hay jugadores que van llegando en diferentes días y algunos llegan prácticamente antes de irnos pero esto le pasa a todos los equipos y si bien no es algo de mi paladar es como se dan las cosas. La FUBB apoya en todo lo que precisamos para que la preparación sea optima y no quede ningún cabo suelto”.

En cuanto al primer juego en particular analizó: “El partido de México tiene un peso específico muy grande ya que de acuerdo al resultado de Puerto Rico – Argentina y los encuentros de República Dominicana, aparecen variables que inciden demasiado y hay que ir a ganar sin lugar a dudas ese partido, ya sabiendo como salió Dominicana pero tenemos que contemplar y considerar esas variables”.

La llegada del cordobés al banco celeste fue algo que revolucionó el ambiente local: “Básicamente me sedujo que la empresa que tomaba era difícil, este desafío, el estar acá en esta situación de ir a buscar una chance de Uruguay para ir al Mundial es lo que me trajo acá, es una ilusión de la cual soy parte. Dejar a Uruguay en el Mundial tendría un ribete extraordinario porque aparte estoy muy ilusionado con eso y ojalá lo podramos lograr”.

Los logros no se le vienen al pensamiento de forma anticipada: “No estoy pensando tanto en la trayectoria que tengo, mi cabeza se ocupa en el desafió inmediato, este es preparar el entrenamiento de mañana y que ese sea de la mejor manera posible, brindarle las herramientas que los jugadores necesiten para estar de la mejor manera y llegar lo mejor posible a los partidos e indudablemente como objetivo a largo plazo es lograr esos ansiados juegos para que Uruguay este en el Mundial”.

El apoyo de todos los que rodean a la selección, colaboradores, equipiers, cuerpo técnico, jugadores, dirigentes y demás es clave: “Me halaga mucho sentir primero y vivenciar después estas situaciones donde veo jugadores muy comprometidos con su selección, cuando se juntan variables de este tipo de valores y como están dadas las chances que está todo al alcance de la mano, sumado a estos condimentos que hablamos nos permiten tener al compromiso como elemento principal ante todo”.

La gente del ambiente básquetbol se ilusiona con volver a ver a la celeste en un Mundial sobre todos los jóvenes ya que nuestra última cita mundialista fue en España 1986: “Tenemos que hacerle saber a la gente del básquetbol y del deporte que la materia prima fundamental de todo esto que son los jugadores están enfocados en un 100 % en todo y siempre la palabra de aliento de todos ayuda, los jugadores lo saben, lo viven y seguramente van a dejar la piel para lograr el objetivo, después es un juego esperemos hagamos las cosas lo suficientemente bien para ir a China”.