Martín Rojas apareció con puntos y rebotes importantes cuando parecía que el partido se le complicaba a Biguá que le ganó como local al conjunto de Aguada por la última fecha del Clausura y charló sobre la próxima fase tras el triunfo.

Terminado el encuentro Martín habló sobre el triunfo y el punto de cara a la reclasificación: “Se dio un partido complicado, Aguada tiene un gran plantel y nosotros precisábamos este punto a morir. Por suerte pudimos sacarlo adelante y ganarle a un equipo poderoso. Necesitábamos el triunfo sí o sí y el equipo hoy dio su mejor cara”.

Consultado por dónde pasó la virtud del “pato” para ganarle a un rival que en la previa era el favorito, dijo: “La principal virtud fue el rebote, creo que Aguada es uno de los primeros en rebote ofensivo y nosotros hoy lo bajamos mucho. Eso es en gran parte lo que ayudó a la victoria”.

Rojas era una de las primeras piezas de recambio para darle aire, sobre todo a Smith, pero Rovira lo mandó a la cancha cuando el extranjero debió salir por una lesión. Martín no se intimidó y se colocó el equipo al hombro de cara al cierre: “Jeremis es un gran jugador con experiencia, y yo cada vez que entro intento dar lo mejor y cumplir mi rol. Hay veces que no son puntos, y son rebotes o es solo defensa. Tal vez toca irme 0-0 pero defendiendo a morir. Trato de hacer lo mejor para el equipo”.

Consultado sobre lo que viene de cara a la reclasificación y este parate largo por las eliminatorias comentó: “Ir a este parate ganando es otra cosa, si hubiéramos perdido ya se nos complicaba más, pero esta victoria nos da un toque de confianza brutal y vamos a pelear la entrada a los play-offs”.