Manuel Mayora fue uno de los puntos altos en la gran victoria de Trouville sobre Urunday Universitario, el joven base luego de la clasificación del rojo a la liguilla, se detuvo a dialogar del presente colectivo e individual, hasta tuvo palabras de orgullo para su hermano y una linda comparación con el hoy base de Verdirrojo.

Sobre la victoria y el punto Mayora dijo: “Nuestro objetivo era meternos entre los ocho, o de última entre los 10 para pelear en la reclasificación, como sea. A medida que íbamos entrenando, mejorando y ganando partidos el objetivo cambió. Hoy teníamos esa posibilidad de entrar en la liguilla, no la quisimos desaprovechar y salimos con todo”.

“Un partido rarísimo, es impensado que pase de vuelta. Salimos con toda la energía, lo que pasa en esta clase de partidos si te pasas de ansioso, te pasas de energía, te podes equivocar todo el tiempo. Nosotros estábamos tranquilos, porque al depender de nosotros mismos era una gran responsabilidad y no lo sentimos como una presión”comentó el base del rojo de Chucarro.

Sobre el juego de Trouville que fue perfecto, que pareció una práctica con un poco más de exigencia, manifestó: “No le quiero faltar el respeto al rival, obviamente. Pero, nos pusieron zona, nos pasamos la pelota, embocamos mucho, sacamos diferencia y lógicamente con la tranquilidad, no teníamos presión de nada. El que entraba jugaba mejor del que estaba y eso da mucha más confianza”.

“Yo estoy muy contento, porque le pongo mucho esfuerzo y mucho trabajo para poder jugar. Estoy muy agradecido de que me hayan dado la confianza, Marcos (Marotta) estuvo lesionado al principio, por eso jugué de titular varios partidos. Yo me tengo mucha confianza y nos llevamos muy bien con Marcos, Juan (Galletto), entrenamos, tenemos una competencia muy sana, a medida que tenga la oportunidad hay que aprovecharla y creo que es lo que estoy haciendo”declaró sobre su momento en el conjunto rojo.

También habló sobre la importancia de tener a su hermano, Martín que juega en su misma posición, que en lo deportivo se comió el “garrón” de la quita de puntos con Verdirrojo: “Es raro, es difícil. Hablamos mucho entre los dos sobretodo de básquetbol, siempre de noche nos sentamos y hablamos. Trato de apoyarlo, de darle para adelante, y él se pone muy contento por mí, cuando me va bien. Sabemos que no hicieron una gran campaña (Verdirrojo), pero también la quita de puntos los bajoneó mucho, las lesiones que tuvieron. Pero él sigue entrenando para ver si el año que viene puede jugar en cualquier equipo”.

“Nos corregimos mucho, rescatamos nuestras virtudes y nuestras fortalezas, yo tomo cosas de él y viceversa. Nos apoyamos mucho y eso nos hace mejor a cada uno”,dijo el menor de los hermanos Mayora.

¿Quién sube mejor la pelota? (Risas) y yo…” ¿Quién mete más de afuera? “Él mete un poco más, es muy rápido, tiene muy buena posición en defensa, presiona muy bien. Ataca más el aro, yo soy un poco más ordenado, pero si jugáramos juntos, nos complementaríamos muy bien”

“Ahora hay que estar con todo. Estás dos semanas nos van a servir para entrenar muchísimo y seguir sorprendiendo a todo el mundo”concluyó el número “9” de Trouville.