Hebraica Macabi ganó como local ante Bigua y se colocó de gran manera de cara a las dos fechas que faltan para definir los seis que clasifican a la liguilla. El panameño Jaime Lloreda fue una de las figuras con 13 puntos y 13 rebotes jugando en una pierna. Finalizado el partido habló con Básquet Total.

Sobre el encuentro el panameño destacó la actitud de todo el equipo para sacar adelante un juego que se le complicó y fue parejo hasta el final, también habló del duelo en el 1×1 ante Jeremis Smith, algo que viene desde aquellas finales ante Aguada: “La gente ve un duelo, pero yo creo que es porque tenemos el mismo estilo de juego. A mí me gusta el choque, a él le gusta el choque y cuando la gente nos ve jugar creo que piensa que es algo personal y en realidad no lo es. Solo somos dos personas que juegan iguales y nos gusta el contacto físico, por eso el juego se ve así, tan emocionante.

Lloreda fue de las figuras en el cierre del partido agarrando todos los rebotes tanto en defensa como en ataque, algo habitual en él, pero enaltecido en la noche de ayer por haber jugado todo el cotejo con una dolencia en su pierna izquierda: “Fue un tirón apenas empezado el partido, espero que no sea grave. Pero seguí jugando porque yo sabía que no podía dejar el equipo a media asta. Por suerte pude estar hasta el final y sacamos la victoria”.

Con respecto a la dolencia, el interno dijo sentirse alarmado y espera llegar para el partido del viernes ante Aguada, un punto vital para el macabeo si quiere meterse en la liguilla: “Es lo más preocupante para mí, tratar de recuperarme para el próximo juego. Aguada es un rival difícil y además juega en casa, sabemos que ellos quieren el punto, pero nosotros también, hay que enfocarse, reagruparse y tratar de sacar la victoria que es lo más importante”.

También fue consultado por lo que parece ser su inminente salida de Hebraica luego de jugarse las últimas dos fechas: “Yo no sé cómo las cosas salen de los lockers (risas), todavía es una incógnita, veremos qué pasa. Me voy a sentar a hablar con el club y ahí definiremos. Por ahora solo estoy enfocado en los últimos dos juegos, que son importantes”.

Jaime Lloreda supo ser compañero en Hebraica y salir campeón con Leandro García Morales, quien hace poco sufrió un grave accidente en rutas argentinas cuando volvía a Uruguay: “Sí, todavía no he podido hablar con él, esperemos que las cosas pasen. Además debe estar un poco frustrado, por eso hay que dejar que las cosas pasen. Ya habrá bastante tiempo para poder hablar y conversar, yo sólo le deseo una buena recuperación”.