Sayago obtuvo su segundo triunfo consectivo, en esta oportunidad ante Atenas y está a 40 minutos de conseguir el objetivo que es permanecer en la Liga Uruguaya. Finalizado el juego Nicolás Díaz dejó sus palabras.

Lo que hace fechas atrás parecía difícil, se está volviendo un hecho y Sayago está a 40 minutos de quedarse en la Liga: “Falta un punto, laburamos muy duro, teníamos tres finales, perdimos la primera y tuvimos una semana de corte entre Olimpia y Verdirrojo. En esa semana limpiamos las mentes y por suerte conseguimos los dos triunfos. Hoy nos vamos más tranquilos porque el ganar te lleva a eso”.

“Armamos un buen triplete de extranjeros que a su vez ellos potencian a otros compañeros, como por ejemplo el “postre” Pereira que tuvo que agarrar la base ante la ausencia de Emiliano Giano, ese no es su lugar y la llegada de Calvin elevó el rendimiento de todos. A su vez es terrible persona adentro y afuera de la cancha, le habla a los jóvenes y eso es muy bueno” dijo con respecto al trabajo de sus extranjeros.

Sobre como encontró el equipo cuando asumió como entrenador jefe, contó: “Yo estaba en el cuerpo técnico, sabía las cosas buenas y malas. Hubo mucho cambio de extranjeros, no le encontrabamos la química al cambio, cuando yo asumi tuvimos dos partidos sin un extranjero, ahí vino Calvin y por suerte todo cambió. Se laburaba igual o mejor antes cuando estaba el “Gato” a la cabeza, nadie tiene la fórmula mágica pero creo que el cambio de extranjero nos dio un salto de calidad. El equipo siempre estuvo unido y eso fue lo más importante”.