Los clubes del Metro se reunieron y decidieron sobre la cantidad de fichas innominadas y los descensos para esta edición.

Para seguir con la línea de la Liga Uruguaya, el torneo de ascenso debía modificar su reglamento sobre jugadores extranjeros hacia fichas innominadas, para lo cual se plantearon dos opciones: que existiera apenas una, o que fueran dos.

Una clara mayoría apoyó la propuesta de que el Metro 2019 tenga ocho fichas mayores, de las cuales apenas una será innominada. Esta podrá ser tanto un jugador extranjero, como un nacionalizado o una ficha nacional, que podrá ser incluso un jugador de LUB.

De esta forma se quitó la posibilidad de que un mismo plantel tenga un foráneo y un nacionalizado, como ha ocurrido en casos puntuales en los últimos años. Tampoco se podrá tener al extranjero y adicionalmente un jugador proveniente de la Liga Uruguaya como se había planteado.

A su vez, también se puso a votación la cantidad de descenso a la DTA que tendrá el torneo, y nuevamente hubo una mayoría expresiva que se inclinó por que fueran apenas dos.