Javier Espíndola debutó con triunfo como director técnico de Hebraica y Macabi tras ganar categóricamente frente a Atenas en Larre Borges. Luego del encuentro charlamos con el entrenador.

“Fue importantísimo. Nuestro objetivo todavía es entrar entre los seis de arriba. Para que eso pase precisamos de terceras cosas, algún fallo y resultado de los otros equipos, pero también es imprescindible lo de nosotros. La parte nuestra es ganar los cuatro partidos que quedan, por eso no podemos perder”, dijo Javier sobre la importancia de debutar ganando y cómo afronta la recta final del Clausura.

El entrenador campeón de Liga Uruguaya también habló de los aspectos que quiere mejorar en el elenco macabeo y cómo desea que juegue: “Yo quiero que aumente el ritmo. Creo que juega a un ritmo muy lento para las características de los jugadores que tenemos. Hay que lograr mayores posesiones por partido y bajar los puntos que recibimos. Es un equipo muy goleado y el trabajo defensivo hay que mejorarlo muchísimo”.

Javier está conforme con el armado del plantel y expresó su opinión al respecto: “Yo prefiero trabajar sobre lo que hay. Son jugadores y extranjeros consolidados y una ficha innominada casi NBA como lo es Panchi (Barrera). Ahora el trabajo mío se basa en que ellos se sientan bien y cómodos dentro de la estructura”.

Gustavo Barrera jugó apenas siete minutos ante las alas negras y el DT aclaró las dudas: “Tenía un pequeño tirón en el aductor. Los doctores me dijeron que si tenía que jugar lo podía hacer, pero lo mejor era evitarlo y por la manera que se dio el partido no fue necesario”.

Para finalizar, el entrenador tuvo palabras de elogio hacia Facundo Terra, quien se destacó en el duelo de ayer y seguramente será dirigido por Espíndola en 25 de Agosto el próximo Metro: “Ya es uno de los grandes jugadores del básquetbol uruguayo a esta altura. Es un Sub 23 con porte de jugador de Liga. Confío en él y hoy se demostró; Salió Panchi y con Terra fue prácticamente lo mismo el juego del equipo”.